Todo lo que nos rodea está cubierto de bacterias: estos son sus límites

Uxía Rodríguez
uxía rodríguez REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

¿Cada cuánto cambiar las toallas? ¿cómo lavar los cepillos de dientes?¿qué precauciones hay que tener en el baño? Un microbiólogo responde

03 mar 2019 . Actualizado a las 14:06 h.

«Desde que abres los ojos cuando te levantas por la mañana, hasta que los cierras cuando te duermes por la noche, todo, todo, todo está cubierto de bacterias» recuerda Jose Ramos Vivas, ourensano e investigador de Microbiología en el Instituto Indival de Cantabria.

«No hay que alarmar a la población pero todo el mundo tiene que saber de lo que estamos rodeados. Eso sí, hay que extremar la precaución cuando en casa hay una persona enferma porque los virus se transmiten también a través de los objetos cotidianos», advierte este científico que ha realizado diversos experimentos prácticos para mostrar el universo bacteriológico que nos rodea.

El inodoro es «el lugar». Como explica Jose Ramos, «cada vez que vamos al baño depositamos una cantidad enorme de bacterias fecales. Cuando tiramos de la cisterna, si no cerramos la tapa, las bacterias salen despedidas y van a parar a cualquier parte. Si la cerramos, evitamos el problema. Las bacterias se van acumulando en el interior de esa tapa así que hay que desinfectarla a menudo».