Los pediatras, a favor de que las guarderías veten a niños sin vacunar

SOCIEDAD

PIXABAY

La medida podría aplicarse ya en el proceso de admisión que comienza en marzo

04 jun 2019 . Actualizado a las 20:51 h.

A mediados del mes de marzo miles de padres gallegos tendrán que preparar y presentar toda la documentación para optar a una de las 172 escuelas infantiles para niños de cero a tres años con las que cuenta la Xunta. El proceso de admisión para el curso 2019-2020 comenzará en apenas unas semanas y, este año, podría tener una novedad importante: entre los documentos necesarios, los progenitores quizás tengan que adjuntar uno que acredite que sus hijos tienen la cartilla de vacunación al día.

Desde la Consellería de Política Social aseguran que el objetivo es que esta medida se ponga en marcha lo antes posible, es decir, el próximo curso. Ahora mismo están trabajando para lograr el máximo consenso y contar con el aval de la comunidad médica y de los servicios jurídicos de la Xunta.

Para Federico Martinón, jefe de Pediatría en el Complejo Hospitalario de Santiago (CHUS) y uno de los mayores expertos en vacunas e infecciones de nuestro país, se trata de una medida muy positiva: «Es una buena idea, acorde a los tiempos que nos toca vivir y complementaria a otras como la información y la educación adecuadas. Puede ser disuasoria y ayudar a rescatar a niños que no están vacunados pero, sobre todo, intenta proteger a los que sí lo hacen bien, que son la mayoría». Para el pediatra, es muy importante tener en cuenta que los niños que acuden a la guardería están en una edad muy vulnerable y tienen un riesgo mayor de contraer infecciones. Martinón cree que la posibilidad de que sus hijos no sean admitidos en la guardería por el hecho de no estar vacunados puede hacer reflexionar y rectificar a algunos padres. Además, no ve motivos por los que la medida pueda causar algún malestar, «En nuestro medio, los padres que no vacunan a sus hijos son una minoría. En otras palabras, lo que no tiene sentido es que, además, los que llevamos al niño con el cinturón de seguridad y en la silla apropiada y cumpliendo las normas de circulación, tengamos que ir por carreteras peores y exponerlos voluntariamente a los que llevan a sus hijos sin protección y circulando por el carril contrario», asegura.