Galicia lidera un calor sin precedentes en Europa

La comunidad registra las máximas más elevadas del continente. Hoy será la última oportunidad para que puedan producirse nuevos registros históricos


El aire tropical sobre Europa está dejando registros históricos de temperatura máxima por todo el continente. El récord más destacado se ha registrado sin duda en Gales, en la localidad de Trawsgoed, donde el termómetro alcanzó los 20,6 y en Northolt, Inglaterra, con 20,3 grados. Por primera, desde que existen datos, el Reino Unido ha superado la barrera de los veinte grados en un invierno. Los británicos se lanzaron ayer a las calles para disfrutar de un ambiente veraniego. Las cifras han sido publicadas por la Met Office, la agencia meteorológica británica y validadas ya por la Organización Meteorológica Mundial. Además, en Francia, Bélgica y Holanda, el mercurio marcó valores nunca vistos en febrero.

En España, tres estaciones alcanzaron cifras inéditas. Soria, con 21,8 y Zaragoza con 23,1. Pero el récord más notable en la Península se dio en Galicia. Ayer, la estación de Ourense de la Aemet marcó 25,4 grados, superando el valor histórico del domingo. En la estación de MeteoGalicia fue incluso más alta, con 26,8. En la comunidad gallega se están dando las temperaturas más elevadas de la Europa continental. Únicamente en Canarias fueron superiores. «Probablemente tenga que ver con que el eje de la dorsal térmica está próxima a Galicia. Dicho de otra forma, con la posición de la parte más cálida de la masa de aire de origen tropical que nos está afectando y que da lugar a valores más altos de las temperaturas en el noroeste de la Península que en otras zonas», explica Francisco Infante, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Galicia. 

Ayer la jornada terminó siendo más cálida debido a la ausencia de nubes. En las provincias de Lugo, Ourense y Pontevedra se superaron los 26 grados y en muchas localidades de toda la comunidad, como en A Coruña ciudad, se rebasaron los 23. La anomalía positiva sobre los valores habituales en este período del año se sitúa en torno a los diez grados. Las máximas de estos días en muchas zonas no se registran ni en verano. Es el caso, por ejemplo, de A Mariña, donde el termómetro sube hasta los 22 grados. Esto es así gracias a los vientos del sur. Si soplasen del nordés, como ocurre en los meses estivales, en la costa lucense ni habría cielos despejados ni tanto calor. Hoy termina el episodio de altas temperaturas y, por tanto, será la última oportunidad para que puedan batirse nuevos récords. Se esperan máximas por encima de los veinte grados de forma generalizada.

Bajón térmico

El miércoles, como no podría ser de otra forma, habrá un desplome térmico y será notable. De esta forma, Galicia recuperará las temperaturas propias de finales de febrero. También la lluvia. Un frente débil cruzará la comunidad por la mañana, dejando precipitaciones débiles. El jueves regresa de forma momentánea la influencia del anticiclón. El tiempo será estable pero sin valores tan elevados aunque sí agradables. A partir del viernes, la atmósfera, que no tiene memoria, se olvidará de todo lo que ha pasado en la última semana y media y procederá a realizar un reseteo. Las altas presiones volverán a su posición natural y su lugar lo ocuparán las borrascas. La previsión ahora mismo para el carnaval apunta a una configuración típicamente invernal. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Galicia lidera un calor sin precedentes en Europa