«Cuando hice la tesis se pensaba que la mujer no valía para investigación»

Yolanda García Ramos
yolanda garcía VIVEIRO / LA VOZ

SOCIEDAD

La científica Margarita Salas sigue yendo cada día a trabajar al laboratorio a sus 80 años de edad

07 nov 2019 . Actualizado a las 19:44 h.

La bioquímica asturiana Margarita Salas (Canero, 1938), profesora ad honorem del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, acude cada año al homenaje que Luarca brinda a Severo Ochoa, quien marcó su carrera. Ella fue la primera mujer en recibir, en el 2016, la Medalla Echegaray de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, a la que pertenece. La entrevista discurrió en el Día Mundial de la Mujer en la Ciencia, excelente oportunidad para hablar con la científica que a sus 80 años no ha colgado la bata. Ni, como dice, piensa hacerlo aún.

-¿Cómo se ve a los 80? Los cumplió el pasado 30 de noviembre.

-(Sonríe) Pues yo me veo bien, la verdad. ¡No creo que tenga 80!

-¿Cómo ha vivido el último Día Mundial de la Mujer en la Ciencia?

-Yendo al laboratorio a trabajar, como todos los días. Dirijo un grupo que tengo, seguimos con las investigaciones de siempre. Trabajamos sobre la duplicación del material genético, fundamentalmente. Cómo el material genético se duplica para dar copias iguales a las originales. Utilizamos como modelo un virus que afecta a bacterias. Trabajamos desde hace 50 años con el virus F29, sobre mecanismos de control de la expresión genética, cómo se expresan y duplican los genes, las proteínas implicadas en todos esos procesos... En concreto, hemos descubierto en una de esas proteínas la ADN polimerasa que duplica el material genético. Tiene propiedades que la hacen óptima para su uso en biotecnología. Hemos hecho una patente, se ha explotado y ha dado muy buenos resultados, no solo desde el punto de vista básico, sino también desde el aplicado.