¿Mujer, mayor de 50? ¡Cuidado con las bebidas «light»!

Un estudio asegura que a partir de esa edad consumir dos latas de bebidas edulcoradas al día eleva la posibilidad de infarto un 30 %


la voz / redacción

Millones de personas, muchas de ellas mujeres, consumen al día bebidas light. Un estudio de la Asociación Americana del Corazón ha activado todas las alarmas al asegurar que con solo dos latas diarias de este tipo de refrescos, las mujeres mayores de 50 años tienen un riesgo de ataque al corazón un 30 % mayor. Y el de muerte por cualquier causa aumenta también un 16 %.

El estudio, que se elaboró a lo largo de 12 años y a partir de los cuestionarios a 80.000 mujeres posmenopáusicas que participan en el Women’s Health Initiative, revela, además, que los riesgos son mayores (el doble) para las mujeres sin historial de problemas de corazón ni diabetes, y también entre las mujeres obesas y las negras. Los autores del estudio explican que los resultados son observacionales, es decir, que no pueden demostrar la causa-efecto y no es posible determinar si este aumento del riesgo se debe a una bebida en concreto, un edulcorante o cualquier otro aspecto de la salud de las participantes.

En cualquier caso, Yasmin Mossavar-Rahmani, directora del estudio y profesora del Albert Einstein College of Medicine en el Bronx, asegura que hay preguntas que necesitan respuestas, como «¿Qué es lo que tienen esas bebidas? ¿Es algo en los edulcorantes? ¿Están haciendo algo a la salud de los intestinos y el metabolismo?».

La investigadora señaló que muchas personas con buenas intenciones, especialmente con obesidad o sobrepeso, optan por las bebidas light para recortar calorías. «Nuestra investigación y otros estudios observacionales han mostrado que estas bebidas podrían no ser tan inocuas y su consumo se asocia con mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares», dijo Mossavar-Rahmani.

Durante la investigación, los expertos comprobaron que, entre las mujeres de más edad, beber varias bebidas dietéticas a diario aumentaba el riesgo de infarto por el bloqueo de una arteria, normalmente una pequeña. Mossavar-Rahmani añadió que no se registraron los tipos de bebidas que consumían los participantes, por eso «no sabemos qué edulcorantes artificiales pueden ser dañinos y cuáles no».

¿Son inocuos los edulcorantes?

El tema de posibles daños de los edulcorantes sobre la salud ha estado en el ojo del huracán por su supuesta relación con un aumento del apetito, la diabetes o el cáncer. Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Granada (UGR) ha concluido que no hay suficiente evidencia científica que relacione los efectos de los edulcorantes no calóricos con esos problemas de salud.

Los autores aseguran que «es necesario realizar más investigaciones sobre los efectos de los edulcorantes en la composición de la microbiota intestinal de los seres humanos y así confirmar cualquier efecto que se pueda haber encontrado en estudios experimentales en animales», ha explicado Ángel Gil, que es también presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición.

Añaden, además que «todos los edulcorantes aprobados en la Unión Europea son seguros y su impacto en la microbiota es despreciable, siempre que la ingesta diaria sea inferior a la admisible». Además, «los edulcorantes bajos en calorías parecen tener efectos beneficiosos al comportarse como auténticos prebióticos».

El infarto no es solo cosa de hombres

Mar Torres

Solo el 39 por ciento de las mujeres, frente al 57 por ciento de los hombres, reconocen los síntomas del infarto agudo de miocardio (IAM). El resto los confunden con problemas digestivos, respiratorios o trastornos ansioso depresivos. Dado que la rapidez en la actuación es vital, reconocer los síntomas cuanto antes es imprescindible.

Los síntomas del infarto agudo de miocardio (IAM) y la percepción de estos se presentan de diferente modo dependiendo del sexo de la persona que lo sufra. Pero las mujeres tardamos más en reconocerlo. Así se desprende del estudio Hombres y mujeres ante un IAM, ¿actuamos diferente?, presentado en el Congreso de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) , que fue realizado entre junio de 2016 y marzo de 2017 en pacientes con IAM sometidos angioplastia coronaria primaria en un hospital de tercer nivel.

 El objetivo del trabajo, en el que participaron 172 pacientes (124 hombres y 48 mujeres), fue evaluar el perfil social y el nivel de conocimiento de la enfermedad de IAM según el sexo, relacionándolo también con la repercusión sobre la demora hospitalaria.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¿Mujer, mayor de 50? ¡Cuidado con las bebidas «light»!