El infarto afecta a más jóvenes: uno de cada cinco tiene menos de 50 años

El hospital de Santiago prueba aplicaciones en móviles para mejorar su calidad de vida


santiago / LA VOZ

El Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) ha incluido en su unidad de rehabilitación cardíaca, desde abril del 2015, a algo más de mil pacientes, y sobre 200, alrededor de un 20 %, tenían 50 o menos años, lo que evidencia cómo el infarto impacta en edades jóvenes. A todas esas personas se les ofrece participar, en el propio hospital, en actividades de ejercicio físico, además de apoyo psicológico, tratamiento de rehabilitación, endocrinología y cardiología, y un programa educativo. Se busca que introduzcan cambios para mejorar su calidad de vida y prevenir un nuevo infarto o que fallezcan precozmente, según indicaron los cardiólogos Carlos Peña Gil y José Ramón González Juanatey. Una veintena de esos pacientes contribuyeron el último bienio a elaborar Prebencar, un asesor virtual inteligente para mejorar la prevención.

Esta aplicación se elaboró en Galicia, por un consorcio de empresas liderado por Balidea, con apoyo del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) y el Centro Singular de Investigación en Tecnoloxías da información (Citius) de la USC. Tuvo financiación de la Axencia Galega de Innovación (Gain) de la Xunta. Está lista para utilizarse.

«Estamos na liña de usar dispositivos móbiles para o control da saúde, que é un reto da Comisión Europea», indicó Carlos Peña Gil, responsable de rehabilitación cardíaca del CHUS.

Ambos especialistas del hospital, y representantes de las empresas que impulsan Prebencar, explicaron que la iniciativa trata de intervenir en la alimentación, tabaquismo y actividad física, tres ámbitos muy relevantes para la mejora cardiovascular. Incluye juegos y favorece que el paciente defina un plan de salud según sus intereses, con recomendaciones útiles, incluso con la posibilidad de comparar sus progresos con otras personas en situación semejante. Esta comparación se ha visto que resulta especialmente exitosa para su aprovechamiento, dice Peña. Se calcula que un 20 % de los pacientes, sobre todo los más jóvenes y familiarizados con dispositivos móviles, serán el principal grupo de usuarios. Se facilitará el acceso gratuito para pacientes de cardiología del CHUS, indicó González Juanatey, jefe de ese servicio.

Balidea lidera ahora otro consorcio de empresas que, también con apoyo de cardiología del CHUS, el IDIS, el Citius y Gain inician el proyecto Smart Cardia. Liderado igualmente desde Galicia, se propone mejorar la adherencia a los tratamientos cardiológicos.

Prebencar tuvo 780.000 euros de presupuesto y 884.000 Smart Cardia. La mitad de esos fondos, indicaron, los financió la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El infarto afecta a más jóvenes: uno de cada cinco tiene menos de 50 años