Los antivacunas entran en la lista de las diez mayores amenazas para la salud

Raúl Romar García
R. ROMAR REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

ALDEAS INFANTILES SOS

El rechazo a inmunizarse causó que los casos de sarampión aumentaran en un 30 %

08 mar 2019 . Actualizado a las 20:58 h.

Vacilación de la vacuna. Es el término que ha acuñado la OMS para referirse al rechazo o la renuencia a ser inmunizado para prevenir enfermedades infecciosas perfectamente evitables. Es una peligrosa práctica, auspiciada por el movimiento antivacunas, que lejos de frenarse va en aumento, lo que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud a incluirla en las diez principales amenazas de este año para la salud global. Lo más grave para la institución sanitaria es que quienes siguen esta corriente lo hacen guiados por la más absoluta irracionalidad, ya que está demostrado que la vacunación es una de las formas más rentables de prevenir la enfermedad. Evita, de hecho, de dos a tres millones de muertes al año, cifra que podría incrementarse en otros 1,5 millones con una cobertura más amplia.

Este fenómeno es, por ejemplo, el principal responsable de que los casos de sarampión se hayan incrementado en un 30 % en el último año a nivel mundial y lo que ha motivado que países que estaban cerca de eliminar la patología hayan experimentado un resurgimiento. Sin embargo, la propia OMS, según el dictamen realizado por su grupo asesor en la especialidad, admite que el problema es mucho más complejo y que no obedece a una única causa. A su juicio, la «complacencia identificada -que podría entenderse como la satisfacción con uno mismo- los inconvenientes en el acceso a las vacunas y la falta de confianza son razones clave que subyacen en la vacilación».