Taxistas y porteros, futuros colaboradores contra delitos de odio

Ambos gremios ven con buenos ojos la idea de Interior de aportar información a las fuerzas de seguridad


redacción / la voz

Los taxistas y vigilantes de ocio nocturno en Galicia ven con buenos ojos la posibilidad de colaborar con las fuerzas de seguridad para frenar los delitos de odio. El plan que presentó esta semana el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, prevé, entre otras medidas, que los integrantes de estos dos colectivos puedan «aportar datos o informaciones relevantes sobre los espacios, situaciones y franjas horarias en las que determinados colectivos pueden verse inseguros». Es decir, se apelaría a crear un canal de comunicación directa y constante entre lo que ven estos profesionales en su día a día y la Policía Nacional.

«Realmente, eso es algo que ya se hacía. Tú cuando ves que se comete un delito denuncias a la Policía Nacional», señala Javier Álvarez, presidente de la Asociación Provincial de Taxis de Ourense. «Está bien que se establezcan unas buenas prácticas y, si nos piden información, se la daremos, por supuesto. Pero que solo sean eso, informar de lo que vemos, que nosotros no somos policías para andar de patrulla por ahí», explica.

El hecho de desarrollar su actividad en la calle y que parte de esta se haga por la noche otorga al gremio del taxi una mirada especial que se escapa a la mayoría de la sociedad. «Es que estamos todo el día en la calle. Las cosas las vemos sí o sí», señala Manuel Chorén, taxista y presidente de la Asociación Provincial de Autopatronos del taxi de Vigo. «De hecho, en Vigo se incluyó en la ordenanza por petición nuestra esperar cuando llevemos a una mujer a que entre en el portal y cierre la puerta».

«Todo lo que sea violencia machista, racista o de cualquier tipo se lo comunicamos inmediatamente a la Policía Nacional. Es algo normal. Si quieren mejorar esa comunicación y que se reduzcan estos casos, mucho mejor. Pero para esas cosas, que otros trabajos son de la policía, no nuestros», dice Chorén.

«Cuantos más ojos mejor»

En el sector de los pubs y discotecas también se señala que la colaboración con las fuerzas de seguridad ya existe. «Cada vez que detectamos un comportamiento que puede ser un delito avisamos a la Policía Nacional», asegura Manuel González, responsable de seguridad de la discoteca Pelícano y los pubs del grupo Dux en A Coruña. «De hecho, hace poco tuvimos que llamar porque había un hombre de 50 años que acosaba a las niñas. Observamos todo, vemos lo que hay y si hay algo sospechoso llamamos», señala.

González considera que un plan, «si es para hacerse una foto y rascar algún voto, no servirá nada», pero «si se desarrolla bien puede ser muy positivo. Cuantos más ojos haya va a ser mejor para todos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Taxistas y porteros, futuros colaboradores contra delitos de odio