Un perro aparecido en Porto do Son con un tiro en la cabeza desata una ola solidaria

Los donativos recibidos ya cubren los gastos veterinarios, incluida una operación, y también hay casa de acogida


ribeira / la voz

Dos caras de una misma moneda. Por una, un nuevo caso de maltrato animal que este sábado salía a la luz en Barbanza. Por la otra, una ola solidaria que se producía nada más difundirse la noticia a través de las redes sociales. Las conclusiones son un perro que se debate entre la vida y la muerte tras haber recibido un disparo en la cabeza y una lluvia de donativos que permiten ya costear los gastos veterinarios, entre los que se incluye una intervención quirúrgica. Incluso hay quien se ha ofrecido para brindar a Bala un hogar en el que pueda recuperarse.

El verdadero protagonista de esta historia es una hembra de drathar sin chip, que apareció el viernes en el monte Enxa con una grave herida en la cabeza, ocasionada supuestamente por un disparo realizado desde muy cerca. Fue un vecino el que avistó al can y dio la voz de alarma a través de las redes sociales. Hasta el lugar se desplazaron miembros de Protección Civil de Porto do Son, que fueron incapaces de capturar al animal, bautizado primero como Hero y posteriormente como Bala. La persona que lo vio por vez primera regresó al lugar y él sí logró cogerlo, para ponerlo después en manos de la protectora Arca de Noia.

Bala fue trasladada a una clínica veterinaria de Boiro, donde fue operada. Desde Arca lanzaban la noche del viernes un llamamiento a la población. La protectora necesitaba ayuda económica, ya que los costes del tratamiento sanitario rondaban los 800 euros, y también una casa de acogida. Y la respuesta de los internautas no se hizo esperar. Tanto fue así que, a primera hora de la tarde de ayer, la protectora anunciaba que los gastos veterinarios estaban por el momento cubiertos y que incluso había una persona que se ofrecía a llevarse al perro a su casa en cuanto fuera posible.

La mala noticia es que el estado del animal continúa siendo crítico, puesto que tiene muchos perdigones alojados en la cabeza y, por el momento, se desconoce el alcance de las lesiones. Se calcula que, en el mejor de los casos, Bala tendrá que estar casi un mes ingresada en la clínica veterinaria.  

Piden penas mayores

Libera! y la Fundación Franz Weber, que conocieron el suceso a través de las redes sociales, han denunciado «la impunidad de quien ejerce la crueldad contra seres indefensos». Han señalado que este caso se encuadraría dentro del tipo penal de maltrato animal, pudiendo imputarse al autor, «presumiblemente un cazador», un delito que conlleva penas de prisión de hasta un año, así como inhabilitaciones para la tenencia, profesión o comercio relacionados con animales por un máximo de 36 meses.

Las organizaciones añaden que también existiría la vía administrativa, con sanciones de hasta 5.000 euros recogidas en la Ley de Bienestar Animal para los casos de maltrato sin muerte. Los defensores de los animales se han mostrado muy críticos con la continuidad del uso de canes en batidas, una práctica que califican de cruel y que supone un importante porcentaje de abandono animal en Galicia cada año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

Un perro aparecido en Porto do Son con un tiro en la cabeza desata una ola solidaria