«Aquí hai golfiños varados en peor estado que o de Almería»

En Galicia también hay casos de cetáceos grabados con un nombre a cuchilladas, además de ejemplares con la cabeza cortada


redacción / la voz

Estupor, rabia, indignación... Son los sentimientos que ha generado en miles de internautas la imagen de una hembra de delfín listado que tenía grabado a cuchilladas en uno de sus costados el nombre de Juan, una instantánea que se convirtió en viral después de que el colectivo conservacionista Equinac la difundiera en sus redes sociales. Un hecho que ha motivado la apertura de una investigación por parte del servicio marítimo de la Guardia Civil.

La fotografía es repugnante, pero no sorprende a Alfredo García, de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma). En Galicia ha visto salvajadas peores.

«Non é algo que pase todos os días, nin moito menos, pero si é verdade que nos atopamos moitas veces con animais cortados na praia», explica. También ha visto cetáceos despedazados con un nombre grabado en alguna de sus partes. Pero prefiere no recordarlo ni entrar en detalles. «¿Que aparecen animais marcados con letras? Moitísimos, pero nese momento -advierte- tomamos as medidas que tiñamos que tomar e agora non quero entrar niso, porque é moi truculento».

«O máis habitual -relata- é que pase alguén pola costa e, por facer unha graza, corte ao animal, o abra, lle corte a cabeza ou se leve algo. E incluso hai xente que se leva os lombos para comer, porque xa non é a primeira vez que pasa».

La inmensa mayoría de estos episodios ocurre en la costa, con los animales ya varados. No existe constancia, sin embargo, de pescadores que hayan capturado delfines de forma accidental en sus redes y que luego en el barco los descuartizaran, como parece que ha ocurrido en el caso de Almería.  

350 varamientos este año

Pero la situación, en general, es más grave y frecuente de lo que pueda ocurrir en la costa andaluza. «Aquí en Galicia -apunta Alfredo López- pasan tres veces máis cousas e peores do que se ve por aí, ou do que aconteceu en Almería». Pero esta situación no se debe a que los gallegos sean más crueles con los animales, sino porque el número de varamientos es mayor que en cualquier otra comunidad española, con lo que la probabilidad de que ocurran este tipo de sucesos es mayor. En lo que va de año, cerca de 350 cetáceos vararon en las costas de la comunidad, por los veinte que pueden hacerlo en Almería.

Lo peor, quizás, es que en no pocas ocasiones este tipo de atrocidades se cometen con mala fe, no por un simple y macabro juego. «Resulta que ao mellor fas 200 ou 300 quilómetros porque che avisan de que hai un animal que acaba de varar, e cando chegas o atopas todo esnaquizado e aberto de arriba abaixo, o que non nos fai ningunha graza, porque gastas cartos e tempo para nada, xa que as mostras nese estado están contaminadas e non valen para nada. E nestes supostos estamos falando dunha clara sabotaxe», explica el coordinador de la Cemma, que matiza que «son casos moi raros».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Aquí hai golfiños varados en peor estado que o de Almería»