Gallegos que «fabrican» millones

Con el dinero repartido por estos loteros, el Concello de Negueira tendría para 700 años


lugo / la voz

Con el dinero que salió de sus establecimientos en el último año, el Concello de Lugo tendría cubierto su presupuesto hasta 2024 y el de Negueira de Muñiz, uno de los más pequeños de Galicia, con poco más de doscientos habitantes, resolvería su capítulo de gastos durante más de 700 años. Son los números de los gallegos que fabrican millones. El establecimiento A Sorte, de Teo, acaba de repartir 6,4 millones del gordo. Alba Vinque se une a la lista de Daniel Formoso Vérez, titular de la administración de loterías de Vilalba, Manuel Díaz Miraz, de la de Guitiriz, y Fernando Toubes, librero-lotero en la rúa Ourense de Lugo. En los últimos tiempos despacharon, solo en grandes premios, más de 540 millones de euros. El Concello de Lugo tuvo este año un presupuesto de 95,3 millones y el de Negueira de Muñiz asignó una partida de 772.999 euros para gastos. Es cuestión de echar cuentas.

Hay quien dice en Vilalba que este año los billetes de euro que entraron en Loterías Alcázar, cuyo titular es Daniel Formoso, no cabrían en el remolque de un potente tractor. El lotero reconoce que, como consecuencia del premio gordo del 2017, subieron las ventas, pero advierte que una cosa es el sentir popular y otra la realidad. «No manejamos tanto dinero como la gente pueda creer, entre otras razones porque nosotros no abonamos premios cuantiosos», dijo.

Algún vilalbés curioso no dejó de echar el ojo en las últimas semanas para saber si algún coche blindado llegaba a la administración para llevarse sacas de dinero. Nadie consiguió esa foto. El lotero sonríe cuando se le pregunta sobre el asunto y contesta con que tiene la suerte de tener enfrente de la administración una oficina de Abanca.

Las cuentas de los más de 540 millones de euros que repartieron estos loteros están hechas por lo bajo. De casa de Daniel Formoso Vérez salieron 522 millones del gordo del año pasado y 400.000 euros del de este año, pero quedan por sumar otros muchos premios del día a día.

«Xa son internacional»

Manuel Díaz Miraz es el responsable de la administración Milenio de Oro de Guitiriz. En el sorteo del Niño de este año repartió 75.000 euros y en el de la Hispanidad, más de 100.000. El gran pelotazo fueron los ocho millones y medio de euros que generó una de las máquinas de hacer primitivas. Eso ocurrió el pasado mes de febrero. Fue el premio más grande de la primitiva distribuido en la provincia de Lugo. En el sorteo del sábado también despachó décimos del cuarto premio. «No que vai de ano levo repartidos 15 millóns. Xa son internacional», dice este lotero guitiricense.

Otro de los que «amasan» millones, que después se le escapan a anónimos personajes, es el lucense Fernando Toubes, el hombre que hace unos domingos fue en pijama a su librería en la que horas antes selló un boleto que obtuvo el gordo de la primitiva: 6,6 millones de euros. Nada se sabe sobre quién se los llevó.

Toubes representa a los «mixtos». Son loteros que, sin tener una administración, están autorizados a despachar juegos de azar. El premio de la primitiva provocó que en su establecimiento hubiese colas en las últimas semanas, lo mismo que ocurrió en Vilalba.

El lotero de la Librería Galicia, de la rúa Ourense de Lugo, es todo un experto en márketing. Supo que era noticia, que interesaba a los periodistas y a los fotógrafos y no dudó incluso en vestir unos llamativos jerséis. «Non vou deixar pasar a grande oportunidade que teño para facer publicidade!», dijo en alguna ocasión.

Varios de los afortunados con el gordo en Teo agradecen el premio a la lotera

La coincidencia de la resaca del gordo con domingo y las administraciones de loterías cerradas atenuó la alegría que el sábado se vivía en Santiago y su área ante el reparto de 40 millones de euros distribuidos en 35 décimos del 03347. Fueron muy pocos los tocados por la diosa Fortuna que decidieron romper su anonimato en esas primeras horas. Sí lo hicieron parte de los agraciados que habían adquirido boletos en el estanco de Pontevea (Teo). «Algunas personas ya vinieron a darme las gracias», reconocía ayer la titular del establecimiento, Ángeles Cacheiro, que se ciñó a decir que había vecinos de la zona entre los poseedores de alguno de los seis décimos dotados con 400.000 euros. En ese mismo municipio, la administración A Sorte de Cacheiras despachó dieciséis billetes.

En la raxería San Marcos (Santiago), donde se vendieron ocho boletos del gordo, ninguno de los agraciados pasó en las siguientes horas desvelando su identidad. «Creo que van pasar aínda uns días antes de que o fagan, porque son poucos os afortunados», aseguró ayer el titular del local, Javier Suárez, recordando que fue en los últimos días cuando sacó el número 03347 de la máquina.

También en el Bar O Muíño, de Pedrouzo-Arca (O Pino), continuaban sin conocer quién tenía en su poder los dos boletos del gordo que salieron de su terminal. «No sé si no lo sabe o no lo quiere decir», dijo Maica Mera, que está segura que los dos décimos se los llevó la misma persona. Eso sí, lo que notaron en las siguientes horas fue un incremento de las peticiones por parte tanto de vecinos como de peregrinos -es un lugar de paso del Camino Francés- de décimos para el sorteo de Reyes. Además, detectaron un menor reparo de los compradores a la hora de llevarse boletos de la terminal en lugar de los tradicionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Gallegos que «fabrican» millones