La novia de Maradona lo pone de patitas en la calle

Rocío tiene treinta años menos que el astro argentino y lo ha echado de su propia casa


 Que «Maradona no es una persona cualquiera» ya lo cantó hace años Andrés Calamaro. «Es un ángel y se le ven las alas heridas», escribió el artista argentino en aquel himno hipnótico que lo definía como un guerrero siempre metido en líos. Y los ha tenido gordos. El último es un clásico del culebrón amoroso, un enredo de los que se siempre acaban con la billetera encima de la mesa. El caso es que Rocío Oliva, la que hasta ahora era la jovencísima novia del Pelusa, se ha hartado del delantero y lo ha puesto de patitas en la calle porque se ha enamorado de otro, dicen las malas lenguas.

Rocío tiene 28 años, treinta menos que el astro argentino, y es exjugadora del River Plate (¡cómo puede estar con un hooligan de Boca!). Tal vez por eso le ha metido un golazo en propia puerta porque Maradona se ha tenido que ir de su propia casa. Sí, sí. Tal cual lo cuento. Él mismo le compró a Rocío una enorme mansión en el exclusivo barrio bonaerense de Bella Vista -el amor tiene estos excesos cuando hay muchísima pasta de por medio- y allí vivían ambos, rodeados de toda la familia de la chica: sus padres y su hermano menor. Unos inquilinos que, según la prensa argentina, tampoco le gustaban nadita a Maradona, pero por ese amor inmenso se vio en la obligación de acogerlos en la casa en la que el jugador terminó siendo un okupa. Es verdad que la historia no es de ahora, sino que Rocío y él se han estado manejando en un vaivén tempestuoso hasta que ella ha dicho basta. En un programa de televisión confesó que «estaba soltera», y eso que tal y como apuntan algunos medios argentinos Maradona se había hecho ya a que entre los dos (o sea por parte de ella) hubiese una relación abierta. Las infidelidades son en este caso lo de menos y a lo hecho pecho. Rocío ha cogido el toro por los cuernos y le ha dicho al 10 argentino que nanay de la China... o de México, que ella no quiere irse con él a Sinaloa, donde Maradona entrena al Dorados. Le ha puesto las maletas en la calle y se ha quedado con las llaves del chalé. Un culebrón.

Irene Villa

Retoma su vida. La que parece que está bastante bien después de anunciar su separación es Irene Villa, quien en unas declaraciones acaba de señalar que «el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional». Ella asegura que en su caso no hay terceras personas e incluso ha dejado la puerta abierta a una posible reconciliación. A ver...

Zayra, la hija de Guti

Cumple 18 años. Como no todo van a ser malos rollos les dejo un final feliz. Zayra, la hija de Guti y Arantxa de Benito, ha celebrado su mayoría de edad. Lo he sabido por Instagram, donde sus padres han querido también mostrarle todo su cariño y ella ha agradecido tanto amor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La novia de Maradona lo pone de patitas en la calle