Cruzar la frontera a por el «74»

La administración de lotería de Feces, en Verín, se llena estos días de vecinos portugueses

;
Cruzar la frontera a por el «74» La administración de lotería de Feces, en Verín, se llena estos días de vecinos portugueses

ourense / la voz

Está en los primeros puestos del ránking de las administraciones de lotería en Ourense. Feces de Abaixo (Verín), paso transfronterizo y una de las zonas de mayor contrabando cuando las fronteras estaban cerradas, recibe estos días un goteo constante de vecinos lusos que buscan la suerte de la lotería de Navidad. Este año la administración local expone un número acabado en «74», el preferido de los portugueses.

El titular de Don Pepe, José Manuel Cheché Dosantos, lo explica: «Es el año de la revolución de los claveles. Los que están a favor lo quieren, pero los que estuvieron en contra, también. Es el numero estrella de este año para Portugal. Fue casualidad que lo tengamos porque nos lo mandaron sin nosotros pedirlo». Y es que al igual que los españoles, los portugueses todavía prefieren tener un décimo en mano que pedir el número por máquina.

Los vecinos de Chaves son los principales clientes no solo durante estas fechas. Es fácil comprobarlo fijándose en los coches aparcados frente a la administración con matrícula de Portugal cualquier día de la semana. «Son nuestros principales clientes. Tranquilamente representan el 70 % del total de personas que compran durante el año».

Veras, vecino de Chaves, acude todas las semanas a esta administración ourensana. En principio «non gosta» de hablar sobre el tema, quizás por superstición, pero enseguida se lanza a desgranar la política lusa, mientras saca unos siete boletos de lotería del bolsillo. Es que esta administración se ha convertido también en un punto de debate transfronterizo.

En ese momento se asoma otro cliente portugués que decide no entrar. Hace una señal al lotero para indicarle que estará en la cafetería de al lado. «Se ve que estou dentro non pasa -dice veras-. É que discutimos moito de política e de fútbol. E non nos levamos moi ben». «Veño todas as semanas a mercar lotería -añade-. O gordo, a primitiva... E tamén a de Nadal. Veño polo número que quero. Non me tocou moito, pero teño esperanza». También juega en Portugal a la Totobola, el Totoloto... Todo un profesional de las apuestas, y sin rubor.

Poco después Lucía Martines entra en la administración. Aprovecha que ha cruzado la frontera para echar gasolina a su coche -en España es más barata-. De paso para en Don Pepe, adonde acude de vez en cuando, no de manera tan habitual. «Traballo nun centro de saúde en Chaves. E veño mercar a de Nadal de España». Hay varios números expuestos, pero ni se lo piensa. Señala un boleto y afirma que la terminación es la de su año de nacimiento. «Ás veces merco aquí tamén o euromillóns, pero nunca tocou nada. Haberá que seguir probando sorte», dice.

José Manuel Cheché Dosantos señala que ha dado muchos premios para Chaves y, entre risas, asegura que no pone sucursal en Portugal porque no puede. «Cuando toca algo, les acompañamos al banco de Verín, ya que no pueden cobrarlo en Portugal, y ya se van a casa con el cheque», relata.

En general, los portugueses juegan los premios de todos los días, pero la Navidad tiene mucho tirón porque les gusta seguir el sorteo por la televisión, les parece vistoso y diferente. «La señal llega incluso hasta Vilarreal y hay vecinos de Oporto que viene hasta aquí», explica el titular de la administración. Veras interrumpe y dice que hay un juego en Portugal que es una locura: «Chámase a Raspadinha, porque pode mercala a xente que menos ten». Cheché Dosantos ríe.

¿Y si acaba en 74? Entonces la suerte cruzará la frontera y el champán correrá por Chaves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cruzar la frontera a por el «74»