La culpa es de la (lengua) española

Los idiomas que tienden a omitir el pronombre personal presentan peores resultados académicos


¿Qué los resultados reflejados por el informe PISA son muy pobres? La culpa es de la española. ¿Qué en este país seguimos siendo machistas? La culpa es de la española. La lengua, claro. 

Al menos eso sugiere un estudio recientemente publicado y que arroja una sorprendente conclusión que deja en mal lugar a las lenguas que permiten omitir el pronombre personal, como la española -«(yo) voy a estudiar»- pero también el chino o el japonés. Resulta que los países que tienen estas lenguas como maternas presentan peores resultados académicos. Un efecto que, además, es más acusado entre las niñas. Y no sólo eso, sino que también presentan una menor tasa de matriculación en estudios superiores entre su población femenina.

Según el responsable del estudio, la explicación es que la obligatoriedad de referir el sujeto de la acción -«yo hago los deberes»- refuerza la individualidad. Por el contrario, en las lenguas que lo omiten, esta individualidad se disipa y prima la colectividad. Lo cual se traduce en dos consecuencias. Por un lado, también se diluye la responsabilidad personal, que se abandona dentro de las tareas u obligaciones colectivas. Y por el otro, se perpetúan las tradiciones y los antiguos valores culturales, que nos definen como grupo. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La culpa es de la (lengua) española