El virus del papiloma se desploma en Galicia desde que se aplica la vacuna

Un estudio hospitalario indica que su presencia en jóvenes sin la inyección es del 9,2 %


Vigo / la voz

Charlas como la que organiza la eurodiputada Lidia Senra de un colectivo que se dice afectado por la vacuna del virus del papiloma contribuyen a sembrar dudas sobre la eficacia, la seguridad y la necesidad de esta inyección, incluida en el calendario vacunal. Son dudas que la ciencia no tiene, aunque en la jornada Mulleres e Saúde que promueve el día 15 en Vigo esta política de En Marea, cercana al portavoz, Luís Villares, no está previsto que intervenga ningún científico para hablar del virus papiloma, responsable de todos los casos de cáncer de cuello de útero, que mata a 50 gallegas al año.  

Si interviniera, podría decir que un estudio científico publicado en la revista científica Plos One y elaborado por científicos gallegos concluye que la presencia del virus del papiloma en las mujeres de toda Galicia se ha desplomado gracias a la vacuna.  

Para elaborarlo, María Jesús Purriños Hermida (de Saúde Pública) y otros quince facultativos de hospitales gallegos analizaron la presencia del virus del papiloma en 745 mujeres jóvenes. Las dividieron en dos grupos: las nacidas antes de 1994 y las nacidas desde entonces. Cuando se incluyó la vacuna en el calendario oficial se empezó a poner a las chicas nacidas en ese año. Son datos de cuando la vacuna ya llevaba años incluida en el calendario, que a su vez se compararon con otros previos a la difusión de la vacuna. De este modo, estudiaron a poblaciones similares, pero estableciendo tres colectivos: las mujeres vacunadas, las mujeres que habían tenido la oportunidad de vacunarse y no lo habían hecho, y las mujeres que, por edad, no habían tenido ni siquiera la oportunidad de vacunarse.

Los resultados dicen que en las chicas que se habían vacunado había una presencia del 0,8 % del virus del papiloma -en las variantes más frecuentes y de más riesgo, genotipos 16 y 18-. Entre las que no se habían vacunado, aun después de que esta inmunización se incluyese en el calendario, la presencia del VPH era del 9,2 %. Las cifras dejan claras las diferencias entre vacunarse y no vacunarse. De ellas, los investigadores extraen una conclusión: la efectividad directa de la vacuna es del 94 %.

Cuando se recogieron los datos, solo el 47 % tenían la inyección puesta, aunque esto ha ido creciendo y ya está en torno al 80 %. Pero el estudio demuestra también que la vacuna tiene un impacto en las personas que no se la ponen. Es algo que se llama efectividad indirecta: como hay gente vacunada, el virus circula menos y las probabilidades de contagiarse se reducen. Para demostrarlo, se compara cuánto papiloma hay en mujeres no vacunadas después de la implantación de la vacuna y cuánto había antes. Se concluye que la efectividad indirecta es del 30 %.

Las mujeres estudiadas habían tenido su primera relación sexual a los 16 años y cinco meses, de media. Es un dato importante, porque la infección por el virus del papiloma es de transmisión sexual. Por eso, la Organización Mundial de la Salud recomienda que la vacuna se ponga antes de que las chicas sean sexualmente activas. La OMS también ha estudiado la seguridad de la vacuna y no tiene dudas.

Elena Pérez: «El virus del papiloma puede eliminarse si además de a las niñas se vacuna a los niños»

Ángel Paniagua

En su tesis, la uróloga estudió a 175 hombres cuyas mujeres tenían el VPH; la mitad de ellos también habían adquirido la infección

A todo lo que tiene que ver con el virus del papiloma humano se le pone siempre rostro de mujer. Tiene lógica: todos los cánceres de cuello de útero son producidos por este virus, que es responsable de la infección de transmisión sexual más frecuente. Pero hace unos años que algunas voces empezaron a advertir de la importancia de estudiar también a los hombres, porque, aunque en ellos no provoque nada o, como mucho, enfermedades leves, sí portan y transmiten el virus. Después de sus investigaciones, la uróloga Elena López Díez, del Hospital Álvaro Cunqueiro, advierte que todavía existe mucho desconocimiento: «La gente no sabe si tiene que venir al médico o no, si su salud corre peligro, se crean incluso problemas de pareja...». Acaba de presentar su tesis doctoral sobre el papiloma.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El virus del papiloma se desploma en Galicia desde que se aplica la vacuna