Un científico chino asegura haber conseguido crear los primeros bebés modificados genéticamente

Las dos gemelas tienen una modificación que, según explica el experto, las protege contra el virus del sida

Así explica sus motivaciones el científico He Jiankui Asegura haber creado los primeros bebés modificados genéticamente

Redacción

Shenzhen He Jiankui, científico chino de la Universidad de Shenzhen, asegura haber creado los primeros bebés modificados genéticamente, una técnica que le ha permitido editar el ADN de dos niñas gemelas a través de la técnica CRISPR-Cas9, también conocida como «corta-pega» genético. Este hito científico, que recoge la publicación estadounidense MIT Technology Review, no está exento de polémica. Ni la Universidad de Shenzhen, en la que trabaja el genetista, tiene constancia de este estudio.

He Jiankui habría conseguido por primera vez que dos seres humanos nazcan después de que sus genes hayan sido modificados, una práctica completamente prohibida en Europa y EE.UU. De esta forma, las dos gemelas habrían nacido resistentes a enfermedades como el VIH, el cólera o la viruela. El logro ha generado un auténtico terremoto entre la comunidad científica que ha salido en masa a acusar al chino de experimentar con seres humanos.

He Juankui habría alterado los embriones de siete parejas que estaban sometiéndose a tratamientos de reproducción asistida. Solo uno de los embarazos consiguió llegar a término, el de las hermanas gemelas Lulu y Nana, dos niñas nacidas hace «varias semanas» que, según han asegurado los médicos que las tratan, se encuentran en perfecto estado de salud.

A pesar de que el MIT resalta que el trabajo aún no ha sido publicado en ninguna revista científica, el investigador al frente, He Jiankui, ha dado a conocer en un vídeo publicado en Youtube el proceso de fertilización que siguió hasta lograr el nacimiento de las dos pequeñas: «Los resultados indicaron que la operaciónfuncionó correctamente, como estaba previsto», asegura en el vídeo el genetista, que además destaca que las niñas tienen sus genes modificados para que no puedan contraer el VIH.

Según He, la modificación genética no tiene el objetivo de eliminar enfermedades genéticas, sino de «dar a las niñas la habilidad natural para resistir a una posible futura infección al VIH». Para ello, los investigadores «desactivaron» el gen CCR5, lo que en la práctica se trataría de una mejora del ADN, dice He. El próximo mes, dice, «se darán a concoer más detalles sobre la investigación».

El desarrollo de este plan, que utiliza una tecnología completamente prohibida en Estados Unidos y Europa, podría generar controversia, ya que donde algunos científicos ven una nueva forma de medicina que elimina las enfermedades genéticas, otros ven una forma de eugenesia. 

La universidad no tiene constancia del estudio de He y las autoridades sanitarias de Shenzhen «no recibieron ninguna solicitud» para llevarlo a cabo, informa este lunes China Daily. El rotativo chino añade que el estudio «ha desatado controversias» entre los académicos y los ciudadanos del país «por su ética y su efectividad».

«La tecnología de edición genética está lejos de ser madura y no debe usarse en humanos», llegó a asegurar el científico Wu Zunyou, para quien es «inadecuado» hacer una investigación de este tipo en humanos.

En el 2016, un grupo de científicos chinos se convirtieron en los pioneros en utilizar en humanos, en concreto con pacientes con cáncer de pulmón, la tecnología de modificación genética CRISPR, según informó entonces la revista Nature. Sin embargo, científicos en el Reino Unido descubrieron que la tecnología de edición genética CRISPR puede causar más daños a las células de lo que se creía hasta ahora, según un estudio publicado este año por la misma revista. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un científico chino asegura haber conseguido crear los primeros bebés modificados genéticamente