«Vamos a probar en personas una vacuna universal para la gripe»

joel gómez SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

García-Sastre busca una vacuna que proteja «contra el universo de cepas de la gripe»
García-Sastre busca una vacuna que proteja «contra el universo de cepas de la gripe» SANDRA ALONSO

Evitaría tener que vacunarse todos los años, como ocurre ahora, y se ha utilizado ya con éxito en animales

04 oct 2019 . Actualizado a las 14:29 h.

La intervención de Adolfo García-Sastre (Burgos, 1964) sobre los avances para una posible solución universal para la infección por virus de la gripe fue de las más esperadas en el noveno Taller Interactivo Infectológico (Tipico) organizado en la Facultad de Medicina de Santiago, que se ha convertido en una cita de referencia internacional sobre vacunas. García-Sastre es profesor de Microbiología y Director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes de la Escuela de Medicina de Mount Sinai, en Nueva York, donde ejerce hace más de dos décadas. Su principal línea de trabajo es buscar vacunas mejoradas de la gripe.

-¿En qué consistiría una vacuna universal para la gripe?

-Sería una vacuna para todo el universo de cepas de la gripe; una vacuna permanente, que se aplicaría una sola vez, a lo mejor con dos o tres dosis de recuerdo, y valdría para toda la vida. Evitaría tener que vacunarse cada año, como ahora.

-¿Cómo trabajan para conseguirla?

-Trabajamos para encontrar una forma de inducir una inmunidad que proteja no solo contra las cepas de ahora, sino de cepas que puedan surgir más tarde; o con cepas pandémicas, que vienen normalmente de animales y que dan lugar a una pandemia de gripe. Cuando ocurren las pandemias de gripe la cepa cambia completamente, porque vienen de una cepa animal que ha saltado a humanos, como ocurrió con la gripe porcina en el 2009; o el riesgo de la aviar, que no ha saltado a humanos, pero existe la posibilidad de que ocurra.

-¿En qué situación se encuentra la investigación de esa nueva vacuna?

-Está muy avanzada en modelos animales, donde funciona muy bien, con éxito. Ahora la vamos a probar en personas.

-¿Cuánto puede demorar en beneficiar a la población?

-Desarrollar la vacuna en humanos requiere un período largo. En principio hay que hacer estudios pequeños, y si van bien continuar con otros más grandes; y al final realizar estudios de eficacia, para comparar un grupo grande con la nueva vacuna con otro grupo con la vacuna actual, y ver los resultados. Además, hay que seguir a la población durante años, para estar seguros de que existe la protección contra cepas futuras. Por tanto, primero tenemos que saber si funciona en humanos y, si todo va bien, se tardará entre unos 5 y 7 años antes de saberlo.

-¿Cuál sería la innovación?

-Sería una vacuna ideal. La que intenta nuestro grupo está basada en estimular inmunidad contra partes conservadas del virus, que son capaces de proteger, pero son partes que normalmente no inducen una buena respuesta inmune. Entonces, hacemos trucos para cambiar el antígeno un poco, y eso hace que el antígeno que usamos en la vacuna produzca una respuesta contra las partes conservadas del virus.

-Mientras no se confirme ese avance, ¿es buena la situación con la actual vacuna?

-No funciona todo lo bien que sería de desear. Los virus que circulan cambian un poco cada año, por eso hay que reformularla y vacunarse anualmente. No protege contra cepas futuras y si no es idéntica a las cepas del virus que circulan no funciona bien.

-¿Cuál es la dificultad?

-La gripe afecta antes en el hemisferio sur, y si después alguna de las cepas de virus que la causan varía, y circula y crece en el hemisferio norte, es cuando surge la alarma y se decide cambiar la vacuna para el año siguiente. Hay poco tiempo para actuar, no siempre se logra bien.