Cinco consejos de la Policía para que no te estafen en el Black Friday

Evitar páginas web de dudosa confianza, comprobar si tienen los mecanismos de seguridad necesarios, pagar con plataformas intermedias son solo algunas de las recomendaciones


El Black Friday llegó hace siete años para quedarse. Lo que en el 2011 empezó como una tradición heredada de Estados Unidos, ha conseguido asentarse en nuestro calendario navideño como una de las fechas preferidas por los consumidores para preparar los regalos de las próximas fechas festivas.

Los jugosos descuentos que ofrecen los comercios de toda España -tanto los físicos como los online- convierten al Black Friday en una gran oportunidad para confeccionar la carta a los Reyes Magos o para hacerse con ese producto por el que llevamos tiempo suspirando. Esta fecha gana adeptos conforme pasa el tiempo y las previsiones apuntan a que este año moverá en compras a través de Internet 1.560 millones de euros, el 10 % más con respecto al año anterior. Según las estimaciones de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), la facturación durante el fin de semana del 23 de noviembre, supondrá en torno al 4,5 % del volumen total estimado del comercio electrónico en España para este año.

Pero no es oro todo lo que reluce. Y durante los próximos días tendremos que prestar mucha atención a todos los pasos que seguimos en la web. No todo son gangas y no todas las webs son fiables. Por eso, la Policía ha querido compartir una serie de consejos a través de sus redes sociales para evitar que el Black Friday se convierta en una jornada negra para nuestra cuenta bancaria.

1. Páginas de dudosa confianza

Debemos tener especial cuidado con las páginas web de dudosa confianza, porque podemos encontrarnos con un gran timo. La policía recomienda no introducir nuestros datos bancarios en aquellos lugares que no nos ofrezcan todas las garantías y recuerdan que lo mejor es dejarse guiar por el sentido común: «En caso de duda, no realice la transacción».

2. ¿Es seguro el sitio web?

Lo primero que debemos hacer cuando aterrizamos en una determinada web es comprobar que esta es segura. ¿Cómo? Hay algunos iconos que nos dan pistas sobre ello. Por ejemplo, lo primero que debemos hacer es comprobar que en la barra de direcciones del navegador, a la izquierda, aparece el icono de un candado.

3. Seguimiento de nuestra cuenta

Durante los próximos días debemos dedicar al menos un par de minutos al día en comprobar cada movimiento que se produce en nuestra cuenta bancaria. La policía recomienda verificar regularmente todos los cargos recibidos en ella y compararlos con las compras realizadas en los últimos días para ver si todo está correcto. En caso de que experimentemos algún problema, que no podamos entrar en la cuenta, o que veamos algún movimiento extraño; lo primero que debemos hacer es ponernos en contacto con el banco. Si estamos fuera del horario de oficina no debemos esperar. Las entidades tienen un servicio telefónico 24 horas.

4. Paypal, tarjetas prepago o cuentas con saldo reducido

Prácticamente todas las páginas web ofrecen la posibilidad de pagar con plataformas intermedias como por ejemplo Paypal. Este tipo de páginas nos permiten comprar sin tener que ceder a la compañía nuestros datos bancarios asegurándonos no caer en un fraude.

Pero existen otras posibilidades para aquellos que no quieran hacerse una cuenta en este servicio (que, por cierto, es totalmente gratuita). Los expertos recomiendan pagar con tarjetas prepago (que se pueden contratar en el banco) o con cuentas de saldo reducido, dedicadas precisamente a este tipo de operaciones.

5. Doble comprobación

Siempre que sea posible, asegura la policía, establezca una doble comprobación para que se apruebe una determinada transacción. En el banco, podemos configurar determinadas opciones para guardarnos las espaldas. Un ejemplo de ello son los códigos del banco remitidos al móvil o las tarjetas de coordenadas.

Webs oficiales, contraseñas robustas y WiFis privadas

La Agencia Española de Protección de Datos, la Dirección General de Política Comercial y Competitividad y la Dirección General de Consumo también han querido ofrecer una serie de recomendaciones para que los consumidores no sufran ningún susto en los próximos días. 

Estos organismos aconsejan cerrar siempre la sesión al finalizar la compra; emplear una tarjeta de uso exclusivo para realizar pagos online, no enviar dinero en efectivo o ignorar los correos en los que nos solicitan datos bancarios.

Además, por muy engorroso que resulte, recomienda revisar la política de privacidad de webs y aplicaciones y no dar más datos de los necesarios para completar la compra. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco consejos de la Policía para que no te estafen en el Black Friday