Unas cuatro mil mujeres gallegas superan cada año un cáncer de mama

Las tasas de supervivencia tras un lustro están por encima del 85 %, pero Estados Unidos tiene mejores cifras


Santiago / La Voz

Cada año se diagnostican en Galicia unos 4.500 casos de cáncer de mama. Pero las tasas de supervivencia de este tumor ya sobrepasan el 85 % a los cinco años, por lo que casi cuatro mil gallegas dicen adiós a esta lacra anualmente. Hoy se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama y aunque no hay que bajar la guardia, los expertos destacan el gran avance que ha habido no solo en el pronóstico sino en la detección precoz. «Las campañas de cribado en España son excelentes, están bien dotadas y realizadas, y como es un tumor sobre el que hay mucha conciencia social, la participación es alta», explica el jefe del servicio de oncología del CHUS, Rafael López. Y dan sus resultados, ya que las mujeres a las que se les detectó un tumor mediante la mamografía que se realiza con este programa presentan una supervivencia mayor al resto -de un 93 % en Galicia según los datos del 2015-, por un motivo evidente, se diagnostica en estadios mucho menos avanzados.

Hay un dato ilustrativo de cómo ha ido evolucionando el resultado de esta enfermedad. En la zona de Londres tienen datos históricos sobre la supervivencia hace más de un siglo, «y era cercana a cero -apunta López-, hemos pasado de 0 a 86 en la actualidad». Esto no quiere decir que el trabajo esté hecho ni mucho menos. En estos momentos la principal preocupación es el cáncer metastásico, y dentro de este el triple negativo, una variante muy agresiva. Pero hay más motivos para seguir alerta. Por ejemplo, aunque la supervivencia es elevada y las diferencias no son significativas entre los países occidentales, Estados Unidos supera el 90 % frente al casi 86 % de España, y países como Islandia, Suecia o Finlandia también están por encima del estado español.

En los últimos diez años los países que han experimentado una mayor evolución en la supervivencia son Eslovenia, Lituania, Corea, China o India, pero porque partían de porcentajes mucho más bajos. Uno de los casos más llamativos es el de Turquía, ya que según las estadísticas de la OCDE la mortalidad por este tipo de cáncer ha subido en el último decenio.

El tiempo de tratamiento con radioterapia se ha reducido de siete a tres semanas

Una de las principales novedades en cáncer de mama ha sido la reducción del tiempo de tratamiento. La Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) dio a conocer unos datos con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama que reflejan que se ha podido reducir el tiempo total de tratamiento de siete a tres semanas. «Es más, hay estudios muy avanzados donde se pretende demostrar igual eficacia administrando la radioterapia en una sola semana», sostiene Meritxell Arenas, vocal de la SEOR y directora del servicio de oncología radioterápica del hospital Sant Joan de Reus. Otro avance relevante es la posibilidad de realizar la radioterapia en el mismo acto quirúrgico tras la extirpación del tumor, debido a que existen aceleradores lineas portátiles que pueden desplazarse al quirófano.

Inmunoradioterapia

Otra de las línea de futuro en la lucha contra el cáncer es la inmunoradioterapia, ya que los últimos estudios científicos demuestran que el sistema inmunológico tiene un papel importante en la eliminación de los tumores «y en la inducción de respuestas inmunológicas antitumorales en los pacientes», explica Arenas.

Ilaria Bianchi: «El diagnóstico te paraliza y te deja flotando en el aire»

belén escudero

La ginecóloga narra en un libro cómo la enfermedad le ayudó a entender mejor a las pacientes

La ginecóloga italiana Ilaria Bianchi tardó unos segundos en convertirse en paciente, en cambiar de un lado a otro de la mesa de su consulta. Allí había diagnosticado hace pocos meses de cáncer de mama a su compañera y pensó que era imposible que le ocurriera a ella también al mismo tiempo, pero se equivocó.

Esta es la experiencia directa de una ginecóloga con el cáncer, una vivencia que ha plasmado en su libro Vivir y superar el cáncer de mama. La enfermedad le ha ayudado a Bianchi a entender mejor las necesidades de los pacientes y a darse cuenta de la importancia de una buena comunicación del médico con el enfermo. «Desafortunadamente nada ni nadie te enseña a entender bien a los pacientes, hasta que eres tú la paciente», se lamenta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Unas cuatro mil mujeres gallegas superan cada año un cáncer de mama