Registros en dos sedes alemanas de Opel por un posible fraude en sus motores diésel

Hasta 95.000 automóviles, de los modelos Insignia, Zafira y Cascada, podrían tener instalado un «software» ilegal para camuflar las emisiones de gases contaminantes


Dos sedes alemanas de Opel han sido registradas este lunes por decenas de agentes policiales de la Oficina de Investigación Criminal (LKA) del estado federado de Hesse ante las sospechas de manipulación de los valores de emisiones de gases contaminantes en vehículos diésel Euro 6. Se trata de las oficinas de las ciudades de Rüsselheim y Kaiserslautern, y las pesquisas giran, según el diario alemán Bild, en torno la presunta existencia de un software ilegal instalado en 95.000 automóviles -en concreto los modelos Insignia, Zafira y Cascada, fabricados en el 2012, el 2014 y el 2017- que camuflaba dichas emisiones.

A finales del 2015, poco después de que estallase el escándalo de la manipulación de las emisiones en Volkswagen, la KBA descubrió cuatro dispositivos de dudosa legalidad en varios modelos Opel para trucar las emisiones, ha indicado el Ministerio de Transporte alemán. El fabricante de coches inició entonces una campaña voluntaria para actualizar el software de esos vehículos afectados, de los que un 70 % han pasado por talleres.

Opel inició entonces una campaña voluntaria para actualizar el software de esos vehículos afectados, de los que un 70 % han pasado por talleres. El pasado enero, la oficina de pesquisas policiales descubrió un quinto dispositivo para la manipulación y en abril entregó a la fiscalía las claves de sus hallazgos para que iniciase una investigación. 

Piden el traslado a Alemania de las 10.000 demandas españolas contra Volkswagen

m. s. d.

En Galicia hay cerca de un centenar de personados en esta causa

La Audiencia Nacional tramita las demandas de alrededor de 10.000 propietarios de coches Volkswagen, Audi o Seat afectados por el presunto fraude del software que trucaba las emisiones. En Galicia hay cerca de un centenar de personados en esta causa que puede pasar a manos de la justicia alemana, a petición del fiscal de la Audiencia Nacional Marcelo Azcárraga.

Esta solicitud llega después de que la justicia alemana haya advertido en varias ocasiones, en contestación a comisiones rogatorias cursadas por la española, que estaría dispuesta a asumir la instrucción, «porque la causa que está abierta es la misma en ambos países».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Registros en dos sedes alemanas de Opel por un posible fraude en sus motores diésel