La reina Isabel II condecora al «héroe del monopatín»

Los padres de Ignacio Echeverría, nacido en Ferrol y fallecido en el atentado de Londres cuando intentaba defender a una mujer, han recogido en el Palacio de Buckingham la Medalla de Jorge, creada tras la Segunda Guerra Mundial para condecorar a civiles que han mostrado gran valentía

La reina Isabel II condecora al «héroe del monopatín» Los padres de Ignacio Echeverría, nacido en Ferrol y fallecido en el atentado de Londres cuando intentaba defender a una mujer, han recogido en el Palacio de Buckingham la Medalla de Jorge

«Tranquilo, muy estudioso y deportista». De Ignacio Echeverría, el llamado «héroe del monopatín», solo se dijeron adjetivos positivos después de que el 3 de junio del 2017 unos terroristas yihadistas lo asesinaran cuando trataba de ayudar a una mujer que estaba siendo atacada en el puente de Londres. Todo un acto de valentía que, hoy, su padre Joaquín recuerda como «un buen ejemplo para la sociedad».

Lo hacía después de recoger en el Palacio de Buckingham la Medalla de Jorge, que la reina Isabel II ha concedido a su hijo fallecido a título póstumo. «No es normal que en un sitio donde unos terroristas están atacando a una mujer y en el que había también policías llegue un civil y se meta en el lío para tratar de resolver todo», apuntaba Joaquín Echeverría en una entrevista con Efe en la capital británica. Su hijo Ignacio, nacido en Ferrol en 1978, trabajaba en la capital británica en el banco HSBC. Su monopatín, con el que intentó defender a la mujer que estaba siendo atacada, era su gran pasión. 

Su padre, asturiano, también ha recordado cómo la intervención de Ignacio fue clave para que los terroristas no pudiesen matar a nadie más. «Dio tiempo a que llegaran refuerzos y los neutralizaran, la actuación de Ignacio tiene mérito».

Echeverría padre confesó que actos como el de hoy producen «emoción», algo que al final supone «desgaste, más que otra cosa», pero es una situación por la que está dispuesto a pasar si eso ayuda «a dar ejemplo».

«A nosotros la pena no nos la va a quitar nadie», lamentó Joaquín Echeverría, aunque dijo que «es bueno que se hable de premiar acciones de personas que se portan decentemente porque lo que es noticia, generalmente, son cosas negativas».

La Medalla que se le ha otorgado es una condecoración civil creada en 1940 durante la II Guerra Mundial por el rey Jorge VI para reconocer a los civiles que han realizado actos de gran valentía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

La reina Isabel II condecora al «héroe del monopatín»