El Hospital de Lugo, líder español en la implantación de «stents» reabsorbibles

La unidad de hemodinámica implantó a 82 pacientes el dispositivo coronario

Raymundo Ocaranza, hemodinamista en el HULA
Raymundo Ocaranza, hemodinamista en el HULA

lugo / la voz

La unidad de hemodinámica del HULA, que lleva apenas cuatro años en funcionamiento, implantó 140 stents reabsorbibles de magnesio a 82 pacientes con cardiopatía isquémica, lo que lo convierten en el hospital de España que colocó más dispositivos de última generación de este tipo. Son biodegradables y desaparecen del organismo después de doce meses de reparar la obstrucción coronaria.

Un año y medio después de la intervención, los pacientes tratados, un 10 % del total que sufren esta patología, están mostrando unos resultados que los expertos consideran muy satisfactorios, y que están plasmados en un estudio que ganó un primer premio en el último congreso de la Sociedad de Cardiología Intervencionista de Estados Unidos (SCAI), que se celebró en San Diego, California.

Los stents -según recordó el cardiólogo Raymundo Ocaranza, hemodinamista del HULA- son el tratamiento actual estandarizado para abrir y mantener la permeabilidad de una arteria coronaria. «Se trata -apuntó- de una especie de malla metálica de diferentes aleaciones de metal que se implanta mediante catéteres en las arterias coronarias para permitir el flujo de sangre nuevamente». Según el especialista, los nuevos dispositivos, de tecnología alemana, fabricados con magnesio, que están usando en el HULA, tienen muchas ventajas sobre los de la generación anterior, elaborados con un polímero denominado PLLA, que es similar al plástico. Los primeros dejan la arteria sin alteraciones en la zona, una vez que la malla se biodegrada. Sin embargo, según explicó, el paciente tiene que seguir manteniendo los cuidados que le recomiendan tras la intervención porque, de lo contrario, el riesgo de que vuelva a producirse un nuevo incidente coronario sigue presente.

Raymundo Ocaranza, que es uno de los cuatro hemodinamistas del HULA que realiza este procedimiento, considera que esta técnica es el futuro. «Falta aún desarrollo en I+D+i para ver cómo se reabsorbe y en cuánto tiempo, pero no hay marcha atrás», puntualizó.

No todos los pacientes que necesitan cardiología intervencionista para el tratamiento de arterias obstruidas por placas de aterosclerosis son susceptibles de que les implanten este tipo de stents. Se seleccionan entre los de menor edad -la media es de 80 años, pero están tratando a aquellos que tienen 60 o menos- para utilizar este procedimiento, que también están aplicando en los hospitales de Vigo y de Santiago. La elección en función de la edad no es aleatoria, sino que obedece a criterios como una menor presencia de calcio, lo que permite una mejor reabsorción de los dispositivos.

Para Ocaranza, la evolución de la innovación y el desarrollo «ha llevado a esta segunda plataforma de stents reabsorbibles con otros materiales, en este caso magnesio, que es un metal de los más ligeros y con propiedades específicas muy interesantes».

Trabajo ganador

Esta unidad, que depende del Servicio de Cardiología, realizó un estudio propio e independiente, comparando el comportamiento de esta prótesis intravascular con la anterior generación, fabricada con un polímero, similar al plástico. Con este trabajo, que es pionero en su enfoque, ha obtenido el primer puesto en los premios Best of the Best Abstract en el congreso de la Sociedad de Cardiología Intervencionista de Estados Unidos. Compitió con la Clínica Mayo y con la Cleveland Clinic Foundation.

El estudio, según Ocaranza, testó el comportamiento inmediato del dispositivo en el momento de ser implantado. Compararon, con una técnica de imagen intracoronaria denominada tomografía de coherencia óptica, los dos tipos de stents reabsorbibles. «Analizamos -señaló el hemodinamista- más de 20.000 fragmentos de dos micras de cada dispositivo».

La conclusión a la que llegaron los expertos de este servicio, que está pendiente de que el Sergas amplíe su horario a 24 horas, fue que «el dispositivo fabricado en la aleación de magnesio soporta más presión y genera una mejor apertura de la arteria», concluyó el experto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

El Hospital de Lugo, líder español en la implantación de «stents» reabsorbibles