El colonial armario de Melania Trump, protagonista de su viaje por África

SOCIEDAD

Cuestionada por sus elecciones, la primera dama echó mano de muchos tópicos para seleccionar sus atuendos

07 oct 2018 . Actualizado a las 20:44 h.

Melania Trump se enfrentaba a su primer viaje sola. Y el destino no era precisamente fácil. La primera dama de Estados Unidos llegaba a un continente en el que su marido no goza de una gran estima. Y los oriundos tenían sus razones. Porque el pasado mes de enero, el mandatario americano, y su habitual verso suelto, se refería sin tapujos a algunos de los países del continente como «agujeros de mierda».

A pesar del desaire, Melania Trump completó su gira de cinco días por Ghana, Malaui, Kenia y Egipto sin mucho problema y contando en todo momento con la atención y los buenos gestos por parte de autoridades y lugareños. Pero no todo fue un camino de rosas. Melania Trump se convirtió en foco de un buen puñado de críticas a causa de sus atuendos, que muchos expertos tacharon de poco adecuados para el contexto que rodeaba a la visita.

No tuvo que esperar mucho para recibir las primeras reprobaciones. Su visita a Ghana daba el pistoletazo de salida de la gira de cinco días. Y solo hicieron falta unos pocos minutos, lo que tardó en bajar las escaleras del avión y pisar suelo africano, para convertirse en blanco de todos los dardos. Melania Trump posaba sus pies en una alfombra roja en el aeropuerto calzando unos zapatos de aguja de la lujosa marca Manolo Blahnkik con estampado de leopardo. «Melania Trump viene a sacarse selfis con niños y animales en tacones de aguja de leopardo mientras que su marido está recortando fondos a la USAID [la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional] y reduciendo las restricciones a los trofeos de caza», comentaban en Twitter algunas de las lenguas más afiladas.