Silvia Penuela: «Gracias a la investigación el melanoma no es una condena»

La investigadora ha abierto una innovadora vía para combatir el tumor de piel de peor pronóstico


redacción / la voz

División y multiplicación celular. Es la clave de la vida. Pero cuando esta comunicación está alterada, las células no saben cuándo deben parar de dividirse y pueden generar tumores como el melanoma. En este proceso anómalo media una proteína llamada Pannexina-1, que forma canales de comunicación celular. Es lo que ha descubierto en una innovadora investigación Silvia Penuela (Bogotá, 1971), profesora de Anatomía y Biología Celular en la Universidad de Western Ontario (Canadá), que hoy ofrecerá dos charlas en A Coruña. A las doce y media estará en el Cica de la Universidade da Coruña y, a las 19.30 horas, ofrecerá una conferencia en el Muncyt dirigida al público en general y organizada por la Fundación CorBi dentro de la iniciativa CorBi Citizen Science.

-Trabaja en la modificación de la comunicación celular como alternativa para tratar el melanoma. ¿Puede explicarse?

-Las células del cuerpo tienen que comunicarse entre ellas para saber cuándo dividirse y cuándo dejar de hacerlo. Por ejemplo, cuando tienes una herida las células de la piel tienen que saber cuándo multiplicarse para volver a sellarla. Pero también tienen un sistema de regulación por el que se comunican entre ellas para decir: Bueno, ya, ahí paramos y ya no nos dividimos más. Pero entonces unas moléculas que estamos estudiando, las panexinas -que son como los teléfonos celulares de las células que se mandan mensajes entre ellas para decirse hasta aquí llegamos y hay que parar- parecen estar muy involucradas en el cáncer. En tumores malignos como el melanoma, que es el cáncer de piel más letal, estas células tienen como demasiada comunicación, piensan que tienen que seguir multiplicándose sin parar, y así se forman los tumores.

-¿Son entonces las pannexinas una nueva causa del melanoma?

-Exacto. Y lo que estamos haciendo es tratar de parar esa comunicación de las células, que las pannexinas no se pasen a la hora de comunicarse demasiado. Queremos parar sus canales de comunicación con químicos o con distintas estrategias genética. Vemos que cuando hacemos eso los tumores se reducen en tamaño, su crecimiento es menor y se frena la metástasis.

-De lo que se trata, entonces, es de inhibir esa comunicación.

-Sí, de encontrar un inhibidor que bloquee el canal de comunicación de las pannexinas para que las células dejen de dividirse.

-Es una estrategia muy novedosa.

-Claro que sí, porque la idea es tener una nueva alternativa de tratamiento. Las que existen en este momento se valen del sistema inmune del paciente para reactivarlo y que ataque a las células del melanoma, pero esta estrategia viene a veces con muchos efectos secundarios y no funciona en todos los pacientes.

-Sí, pero la inmunoterapia ha supuesto un vuelco radical en el tratamiento del tumor.

-Sí. Afortunadamente, gracias a la investigación el melanoma ya no es una sentencia de muerte, sino una enfermedad mucho más tratable de lo que era hace cinco años. Pero no hay una cura que sirva para todos. Por eso pensamos que si combinamos las dos terapias, la inmunoterapia y la nuestra, podremos activar una respuesta en los pacientes en los que no les funciona la inmunoterapia.

-Investigar es la clave, pero España viene de años de recortes. ¿Qué les diría a los políticos que reducen la inversión en ciencia?

-Hay momentos difíciles, pero una inversión en innovación y ciencia no solo ayuda a la salud y bienestar del pueblo, sino que también mueve la industria y la economía a largo plazo. Es la mejor inversión que se puede hacer, tanto para mejorar nuestra salud como la economía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Silvia Penuela: «Gracias a la investigación el melanoma no es una condena»