Galicia espanta a los antivacunas elevando sus coberturas infantiles

En el primer año solo la triple vírica no supera el 99 %, aunque las dosis de recuerdo descienden de forma llamativa


Santiago / La Voz

No hay que bajar la guardia, pero la población gallega tiene clara la importancia de las vacunas. España es un país en el que afortunadamente no han calado las disparatadas teorías de los antivacunas, y las cifras de cobertura del calendario de vacunación infantil en la comunidad aún mejoran las ratios estatales. El Ministerio de Sanidad acaba de hacer públicas las estadísticas del año 2017, que reflejan dos realidades: primera, la cobertura en las primeras dosis es muy superior a las de recuerdo; y segunda, a medida que el menor crece, la protección frente a las enfermedades baja. Es decir, aquellas vacunas que deben ponerse a los dos, cuatro o seis meses alcanzan a un mayor porcentaje de niños que las que se prescriben al año o a los quince meses.

En el año 2017 el porcentaje de vacunación de los bebés de dos meses se acercó al cien por cien. En la vacuna que protege frente a la difteria, polio, tétanos, tosferina, hepatitis B e Hib (Haemophilus Influenzae B), se alcanza el 99,6; y el 99,9 en la de la hepatitis B. La media estatal es dos puntos inferior en ambas, y solo Cantabria alcanza unas coberturas similares. Aunque estas inmunizaciones tienen coberturas amplísimas en todas las comunidades, Cataluña es la que presenta las cifras más bajas, con apenas un 95 %.

A los cuatro meses toca la de la meningitis C y Galicia vuelve a presentar la tasa más alta de cobertura, en este caso junto a Madrid. Extremadura, País Vasco y Cataluña son las que presentan la menor inmunización. En el neumococo la comunidad gallega vuelve a ser la que tiene la cobertura más alta, otra vez con Madrid, cinco puntos por encima de la media estatal; mientras que en la triple vírica ?que protege frente al sarampión, la rubeola y las paperas y se pone a los doce meses de edad?, la cobertura se quede en el 98,6 % de los niños, solo debajo de Madrid. En resumen, y pese a que la triple vírica rompe la estadística, la primovacunación de los bebés gallegos en su primer año de vida supera el 99 %, unas cifras que de seguir así garantizan la inmunidad de grupo frente a enfermedades tan contagiosas como el sarampión.

El hecho de que la vacunación baje a medida que el pequeño crece se refleja claramente en la de la varicela. Antes estaba fijada a los doce años en los niños que no hubiesen pasado la enfermedad, y ahora se ha adelantado a los 15 meses. En este caso la cobertura estatal baja al 87,4 % y en Galicia se queda en el 91,2 %. Además, ya hay varias comunidades que superan a la gallega, como Madrid, Navarra, Cantabria o Castilla y León. Destaca negativamente el caso de Cataluña, con un 65,3 %. Finalmente la última vacuna del calendario infantil es la del virus del papiloma humano, que se pone solo a las niñas cuando cumplen los 12 años. Galicia presentó en el 2017 un 95,3 % de cobertura, por encima de la media y solo detrás de Cantabria.

El problema viene con segundas dosis y consecutivas, que caen de forma llamativa. En la del papiloma casi 20 puntos y en la de la varicela, que debe recordarse a los tres años, hasta llegar solo al 15 % de los niños. En este caso hay que tener en cuenta que el cambio en la pauta se hizo en el año 2016, por lo que en los datos del 2017 puede haber niños que se perdiesen esta protección. Incluso la triple vírica, la del temido sarampión, baja en la segunda dosis al 92,1 %, en este caso debajo de la media estatal.

Lo mismo ocurre con las dosis de recuerdo de la meningitis C, del neumococo o en la vacuna hexavalente, que a medida que se suceden van disminuyendo en las coberturas.

Los pediatras alertan del descenso en la protección frente a algunas patologías

e. á.

El comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría ha realizado un análisis de la vacunación infantil por tramos. En el primer año los pediatras reconocen que España tiene una inmunización elevada pero ponen tres matices: las cifras de Cataluña en las vacunas de los más bebés más pequeños; la del meningococo C en Extremadura; y la de Andalucía ante el neumococo.

En el segundo año la asociación alerta frente a la caída de algunas segundas dosis, como la de la vacuna frente al meningococo C, que ha bajado de forma considerable en la media estatal en relación al 2016. Y también lamenta el descenso en el refuerzo de la triple vírica, pese a que hasta el 2016 se veía una tendencia ascendente en la protección frente al sarampión, la rubeola y las paperas. Y ponen el foco en dos comunidades: Cataluña o Andalucía. Sobre esta última asegura que presenta cifras «inaceptablemente bajas» en las vacunaciones que se realizan entre los 12 y los 14 años.

¿Y los adultos?

La vacunación de las embarazadas frente a la tosferina fue una reivindicación en Galicia, pero los datos obtenidos tras haberse implantado no son los más halagüeños, y de hecho la comunidad está por debajo de la media estatal.

En cuanto a la inmunización frente a la gripe, con un 58 % en mayores de 65 años en la última campaña, sigue sin cumplirse el objetivo de la Xunta de Galicia, pero la comunidad está por encima de la media tras La Rioja, País Vasco, Extremadura y Navarra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Galicia espanta a los antivacunas elevando sus coberturas infantiles