La Cámara gallega insta al Gobierno a que garantice la custodia compartida

Carmo López

SOCIEDAD

CARLOS CORTÉS

La Asociación de Pais e Nais Separados defiende que se apruebe una ley gallega

06 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La intención está en el aire, pero la custodia compartida como primera opción no acaba de materializarse en España más allá de ser una tendencia al alza, al haberse convertido en una alternativa elegida por cada vez más jueces en base a la doctrina marcada por el Tribunal Supremo o tras la aprobación de normas autonómicas como las de Aragón, Cataluña y Navarra. Una nueva prueba de que la puerta está abierta a esta vía «como la más deseable» es la propuesta no de ley aprobada ayer por el Parlamento gallego con el apoyo del PP, la abstención del PSdeG y los votos en contra de En Marea y BNG, en la que la Cámara autonómica insta al Gobierno central a cambiar la legislación estatal para garantizar la corresponsabilidad parental cuando cese la convivencia entre los miembros de la pareja. Además, añade, el cuidado de los hijos no ha de depender únicamente de la mujer.

Pero la intención no basta para colectivos como la Asociación de Pais e Nais Separados, promotora de una iniciativa legislativa popular que, tras reunir 15.000 firmas, reclamaba una ley gallega de custodia compartida. Quieren más. Urgen a los grupos políticos a que busquen fórmulas para cambiar la normativa y, de ese modo, que Galicia pueda tener una ley propia en este sentido. Y como ejemplo ponen el caso de Valencia, donde como explica el presidente del colectivo, Lois Toirán, «aínda que o Tribunal Constitucional anulou a súa lei e decretou que Valencia non tiña competencia para aprobar normas correspondentes a asuntos de familia, os grupos políticos presentaron por unanimidade unha fronte común onde reclaman unha reforma da Constitución para ter capacidade xurídica nese campo. Iso é o que reclamamos que fagan aquí, porque os nosos grupos parece que están nun prado escoitando os grilos cantar». A su juicio, el proyecto de ley aprobado ayer no es más que «unha burla por parte dos grupos políticos, sobre todo dos que din que son nacionalistas como o BNG ou dentro de En Marea, Podemos e IU, de non tratar de que Galicia teña capacidade de decisión en asuntos de familia», apuntó.

Amplio debate

De ese modo recordó el debate en torno a la iniciativa legislativa popular para regular en Galicia la custodia compartida, admitida a trámite por el Parlamento y sobre la que, posteriormente, todos los partidos presentaron enmiendas a la totalidad ante la inseguridad jurídica que implicaba darle luz verde. «Realmente, polo que puidemos coñecer non houbo debate sobre qué poderían facer ou non. Foi unha decisión política, non xurídica», añadió.