Un ministro al rescate de Rober Bodegas

Pedro Duque sale en defensa del cómico gallego tras la polémica con los gitanos: «Me parece aberrante amenazar por hacer un par de bromas»

Agencias

En defensa del cómico gallego: no de los chistes contra los gitanos, sino de la libertad de expresión. Así se ha posicionado Pedro Duque en el debate de los límites del humor reabierto después de que Rober Bodegas recibiese amenazas de muerte por uno de sus monólogos. El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades considera «aberrante» que se amenace a cómicos por «hacer un par de bromas». Y para poner de manifiesto su apoyo al sentido del humor, ha compartido en su cuenta oficial de Twitter un par de fragmentos de los programas Muchachada Nui y Celebrities -conducido por el dúo Cruz y Raya- sobre su figura como astronauta antes de su etapa como ministro.

Bodegas asegura haber recibido más de 400 amenazas tras la difusión del vídeo, una actuación en el canal Comedy Central en el que hablaba sobre la comunidad gitana. Añade que incluso ha habido «batidas» para «buscar venganza». El cómico ha pedido disculpas a «todas las personas que hayan podido sentirse ofendidas» y ha solicitado al canal la retirada del vídeo, pero a la Sociedad Gitana Española no le parece suficiente: entienden que se ha visto obligado a hacerlo por la «repercusión» que ha tenido la denuncia en su contra.

Mantendrá, así, la denuncia presentada al entender que en sus monólogos el humorista gallego «pretende hablar de las costumbres culturales históricas del pueblo gitano y lo parodia haciendo uso de un lenguaje más que soez y sobre todo ofensivo, pues es un ataque directo a las costumbres históricas más arraigadas». «Consideramos este hecho como un acto de racismo, xenófobo y que genera odio hacia las personas de nuestra etnia», defiende.

Sobra las amenazas de muerte, la asociación gitana, que afirma deplorar cualquier tipo de presión, apunta que Bodegas utiliza este argumento «para desviar la atención sobre el tremendo ataque que ha cometido contra la dignidad de todo un pueblo».

Rivera: «El humor es un síntoma de inteligencia, pero hay que ir con cuidado»

También el líder de Ciudadanos ha hecho pública su opinión sobre la polémica. Defiende Albert Rivera la libertad de expresión de cómicos y humoristas, pero pide prudencia, cuidado para evitar estigmatizar a determinados colectivos. «El sentido del humor es un síntoma de gente inteligente», valora, sin embargo «hay determinados estereotipos que acaban convirtiéndose en formas de significar e incluso de tener prejuicios».

El dirigente de C's ha recordado en una entrevista en Antena 3 que existen campañas para «quitar estigmas y normalizar la convivencia» de colectivos como el gitano y «hay que ayudarle para que esté integrado». Ha eludido pronunciarse sobre las acciones judiciales iniciadas contra el humorista y ha asegurado que, «como cargo público», evitará «hacer este tipo de chistes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Un ministro al rescate de Rober Bodegas