Asia Argento niega haber tenido relaciones sexuales con Jimmy Bennett cuando era menor

La actriz italiana, una de las voces del movimiento #Metoo, sí que admite que le dio dinero al actor


La actriz italiana Asia Argento ha negado haber mantenido relaciones sexuales con el actor Jimmy Bennett cuando era menor,  según asegura en un comunicado divulgado este martes a la prensa y confirmado por su agente. «Desmiento y rechazo el contenido del artículo publicado en The New York Times que circula en varios medios internacionales (...) Jamás he tenido relaciones sexuales con Bennett», declaró la actriz, de 42 años, quien reconoció haberle dado dinero al joven, pero no por una relación sexual.

Según la información de The New York Times, Argento llegó supuestamente a un arreglo extrajudicial con el actor Jimmy Bennet, con el que habría acordado pagar 380.000 dólares para frenar las acusaciones de acoso sexual en su contra. El encuentro entre Argento, entonces de 37 años, y el músico de rock y actor Jimmy Bennet, de 17 en aquel momento -se conocieron en una película en la que ella hizo de su madre-, ocurrió en el hotel Marina del Rey en California. La edad para el consentimiento legal para relaciones sexuales en ese estado es de 18 años.

«Estuve vinculada a él (Bennett) durante varios años solo por amistad, una relación que terminó cuando, después de mi exposición por el caso de Weinstein, Bennett - que entonces estaba pasando por graves problemas económicos y que previamente había emprendido acciones legales contra su propia familia solicitando millones por daños- inesperadamente me hizo una desorbitada solicitud de dinero», explica Argento.

«Bennett sabía que mi novio, Anthony Bourdain, era un hombre muy bien situado y con una importante reputación como figura pública que debía mantener», agrega la actriz. Por ello, Bourdain insistió en el que el asunto debía ser tratado de forma privada, que era además lo que Bennett quería. «Anthony tenía miedo de la posible publicidad negativa que esa persona, a quien consideraba peligrosa, podría haber arrojado sobre nosotros», afirma la actriz, que asegura que actuaron de manera comprensiva al responder a la demanda de Bennett. El chef se encargó personalmente de ayudar económicamente al joven con la condición de que no volviera a inmiscuirse en sus vidas.

«Este es el enésimo capítulo de una secuencia de eventos que me causa una gran tristeza y que constituye una persecución de larga duración», lamenta Argento, que además dice que tomará «todas las iniciativas necesarias» para protegerse ante «las instancias competentes».

Efectos sobre el movimiento #Metoo

Argento, que denunció haber sido violada por Harvey Weinstein, es una de las caras más conocidas de las decenas de mujeres que acusaron al poderoso productor de Hollywood de multitud de agresiones sexuales.  El abogado de Weinstein criticó la «hipocresía» de Asia Argento por ser una de las primeras personas que acusó a su cliente de agresión sexual cuando, al mismo tiempo, pactaba presuntamente con un menor que la había acusado de un delito similar. En un comunicado, el abogado Ben Brafman, que representa a Weinstein, aseguró que la noticia conocida hoy «revela un impresionante nivel de hipocresía por parte de Asia Argento». El letrado definió a la italiana como una de las personas que «buscó destruir» al productor. «Lo que es quizá más indignante es el momento, que sugiere que al mismo tiempo que Argento estaba trabajando en su propio acuerdo secreto por el presunto abuso sexual de un menor, ella se estaba posicionando a la vanguardia de aquellos que condenaban a Weinstein, pese al hecho de que su relación sexual con Weinstein fue de consentimiento entre dos adultos y duró más de cuatro años», dijo.

Por su parte, las líderes del movimiento #Metoo y víctimas de abuso han tomado las redes sociales para pedir que «no se usen estas noticias para desacreditarlo». «Las personas cínicas van a utilizar ejemplos individuales del mal comportamiento de las mujeres para argumentar que el acoso y la agresión sexual no son parte de la misoginia estructural, incluso que tales abusos no tienen ningún género», tuiteó la escritora feminista Moira Donegan en respuesta a las noticias de Argento.

Para la fundadora del #MeToo, Tarana Burke, «no hay una sola manera de ser un perpetrador... y no hay un superviviente modelo», escribió en Twitter. «Somos imperfectamente humanos y todos debemos ser responsables de nuestro comportamiento individual», continuó. «La gente usará estas noticias recientes para tratar de desacreditar este movimiento, no dejéis que eso suceda».

Algunas compañeras de profesión de Asia Argento, quienes también aseguraron haber sufrido abusos por parte de Harvey Weinstein, compartieron su opinión acerca de la noticia y pidieron comprensión para la actriz. «Conocí a Asia Argento hace diez meses», tuiteó Rose McGowan, otra de las cabezas visibles del #MeToo que acusó a Weinstein. «Lo que tenemos en común es el dolor compartido por ser atacadas por Harvey Weinstein. Mi corazón está roto. Continuaré mi trabajo en nombre de las víctimas en todas partes. Ninguno de nosotros conoce la verdad de la situación y estoy segura de que se revelarán más detalles», añadió.

Rosanna Arquette, otra de las actrices que acusó a Weinstein, también compartió su opinión en redes sociales. «El trauma crea trauma... hasta que nos recuperemos nosotros mismos, todos estamos en el camino hacia la curación». Sin embargo, la actriz agregó: «Apoyo a cualquier persona que sea víctima de abuso sexual, siempre lo he hecho y siempre lo haré».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Asia Argento niega haber tenido relaciones sexuales con Jimmy Bennett cuando era menor