Correos ensaya en Lugo el uso de drones para hacer entregas en zonas aisladas

Realizó pruebas en Rozas con aparatos de largo recorrido para apoyar a los carteros

Últimas pruebas realizadas con drones por Correos Se realizaron en las instalaciones del INTA en Castro de Rei. Correos quiere comprobar el potencial de los drones para el reparto en situaciones de emergencias y zonas aisladas

lugo / la voz

La entrega de paquetes y de cartas que llegan por el aire cada vez está más cerca. Correos ha realizado en los últimos días ensayos con drones en las instalaciones que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) tiene en el aeródromo lucense de Rozas, en Castro de Rei, y los resultados han sido satisfactorios.

La empresa de mensajería viene haciendo pruebas con drones desde el 2015, pero las realizadas en Lugo fueron «en entornos reales» y gracias a una nueva tecnología que permite más autonomía y seguridad en el vuelo. Para los ensayos se utilizó un dron de tecnología híbrida avión/multirrotor que permite el despegue y el aterrizaje en vertical, con lo que el dron puede dejar la carga de entrega en cualquier superficie plana, sin necesidad de una infraestructura asociada. Además, este dron, desarrollado en colaboración con la empresa española FUVEX, permite volar hasta cinco veces más de distancia que los convencionales, con lo que llegar a cubrir largos recorridos en un solo viaje.

Desde Correos aún no tienen fechas definidas para su aplicación en casos reales, pero las pruebas que se hicieron en Rozas le han permitido a la empresa conocer los límites y las circunstancias de un posible vuelo para trasladar paquetes o cartas.

Por el momento, desde Correos indican que ya se puede utilizar, «por las características estructurales y aeronáuticas actuales», para realizar con seguridad tareas de transporte en situaciones de emergencias (entregas de medicamentos, desfibriladores, baterías, balizas...), así como en el reparto en zonas aisladas o de difícil acceso. «El objetivo es que sea una herramienta de apoyo al cartero y Correos pueda ampliar más todavía sus capacidades de distribución», señalaron desde la empresa en relación a cuándo por fin se convierta este servicio en una realidad.

El dron que se usó recientemente en las instalaciones del INTA en Lugo dispone de una bahía de carga que se adapta al tipo de envío, ya que se puede lanzar desde altura como entregar en tierra.

Estos aparatos pueden alcanzar una velocidad de 100 km/h y son capaces de soportar vientos de hasta 40 km/h. En cuanto a la navegación, explican desde Correos, el dron opera como si fuese un avión de forma autónoma, «de acuerdo con un plan de vuelo dinámico, ya que la nave va definiendo su siguiente movimiento en función de ese plan preestablecido, de las circunstancias que detecte a través de sus sensores y de las instrucciones recibidas desde la base».

Con estas pruebas, lo que sí queda claro, es que el modelo de entregas a través de drones es imparable y Correos anuncia que quiere ser «referencia internacional en el uso civil de drones», por lo que explica que seguirá buscando más proyectos innovadores para explotar todas las posibilidades que ofrece esta tecnología para mejor el servicio de cartería.

España es el tercer fabricante mundial de drones y en la actualidad hay más de 3.754 pilotos y más de 4.374 aeronaves habilitados para su uso profesional en nuestro país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Correos ensaya en Lugo el uso de drones para hacer entregas en zonas aisladas