En las residencias gallegas también hay mayores que vuelven de madrugada por ver a una orquesta

Pero no se escapan, salen. Los directores de los centros subrayan que si el usuario no está incapacitado «siempre se respeta el principio de autonomía». «La decisión la tienen ellos», insisten

.Imagen de archivo de la residencia de mayores de Oleiros
Imagen de archivo de la residencia de mayores de Oleiros

No pocos lectores se hicieron una pregunta ante la noticia, publicada el martes, de que dos ancianos se habían escapado de una residencia de mayores en Alemania para asistir al festival de metal más grande del mundo, el Wacken Open Air. «¿Cómo que se escaparon?», cuestionaban. «Tampoco estarán retenidos en contra de su voluntad!!», insistían.

Ante la incógnita, son las residencias gallegas las que explican cómo funcionan las salidas de sus usuarios. Constantino Piñeiro, director de la residencia pública de Oleiros, se muestra de inicio escéptico ante la información procedente de Alemania. «En estos casos la literalidad de las palabras es vital», subraya. Un reproche que se ha confirmado acertado. A pesar de que en un primer momento la información que se aportó desde la policía de Itzehoe era que los residentes eran dos ancianos amantes del metal que se habían escapado del centro para ir al festival, las últimas noticias, reveladas por la televisión alemana, aclaran que, en realidad, ambos estaban en una «situación indefensa», con algún problema de salud mental. Deutsche Welle precisa que ambos se encontraban en la localidad de Wacken, cercana al festival. Se habrían perdido al no poder coger el tren de regreso a su residencia. Ante la alerta de la residencia por su ausencia, habrían sido localizados en una parada de autobús y llevados a una carpa médica preparada para los asistentes al Wacken Open Air. De ahí la posible confusión.

Aún así, e independientemente de lo ocurrido finalmente en el país germano, desde Galicia se pone el foco en que este tipo de noticias acrecientan cierta imagen carcelaria, alejada de la pretensión de vivir en las residencias como en un hogar. Inciden en que las normas que rigen en ellas siempre abogan por la libertad de decisión de los residentes. 

Las únicas condiciones para salir de los centros serían la de ser completamente capaces o válidos, la de que no haya una sentencia judicial de incapacidad que delegue la responsabilidad en un tutor legal y la de que comuniquen previamente sus intenciones de asistir a un evento o pasar ciertos días fuera de la residencia, tanto para poder tenerlos localizados como por circunstancias de organización interna. El centro de Oleiros tiene un elevado número de mayores asistidos, con deterioro cognitivo y dificultades de movilidad, lo que complica que se produzcan este tipo de salidas. Aún así, Constantino Piñeiro reconoce que en otras públicas sí se dio el caso de usuarios que, avisando previamente, decidieron ir a un evento lúdico. «Que un residente decida pasar el día fuera o asistir a una fiesta es normal, positivo, un factor integrador», sostiene, aún admitiendo que lo de salir de madrugada sí es más infrecuente. Aclara que hay un máximo fijado de 45 días al año en los que los mayores pueden estar fuera de las residencias y precisa que normalmente el aviso de que se van a ausentar del centro procede de las familias, no de los propios usuarios. 

Gloria García Barreiro, directora del centro privado DomusVi San Lázaro, de Santiago, también insiste en que a ella misma le extrañó la información de Alemania ya que, ante todo, «siempre se respeta el principio de autonomía». Precisa que si la persona mayor no está incapacitada, solo deberá comunicar en la recepción del centro su intención de ir a cierto lugar o llegar a una determinada hora. «Si son responsables y no alteran el funcionamiento de la residencia, no hay ningún problema», aclara. La directora reconoce, incluso, que también ha tenido algún caso de usuarios que han llegado de madrugada por haber ido a ver una orquesta.

«No se puede coartar la libertad de nadie. La decisión la tiene el residente aunque, como en todo, se pueden hacer recomendaciones», reflexiona. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

En las residencias gallegas también hay mayores que vuelven de madrugada por ver a una orquesta