Una enferma de cáncer logra acelerar los plazos para valorar la discapacidad

El Valedor interviene para que se resuelva su minusvalía y la de los enfermos más graves

.

redacción / la voz

«Concluímos con éxito a queixa de oficio aberta». Esta es la afirmación con la que Guadalupe Romero, Lupe, se levantó este jueves. «Tengo dos sensaciones», reconoce. No esperaba el comunicado. Más que nada, porque ella no llegó a interponer reclamación alguna. Lo hizo el Valedor do Pobo tras la noticia publicada en La Voz de Galicia el pasado 26 de mayo. Aquí esta vecina de Oleiros contó como lleva un año esperando, desde el 20 de junio del 2017, a que la Consellería de Política Social acredite su minusvalía. Padece un cáncer en estadio IV, el más grave, diagnosticado como crónico.

Con una incapacidad laboral absoluta reconocida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, es el departamento de la Xunta el que determina el grado de discapacidad. «Si es igual o superior al 65 % -detalla Lupe, que tiene dos hijos menores?, podemos tener acceso a bonificaciones en la luz o en el colegio y ser reconocidos como familia numerosa». Aunque una orden publicada en el DOG en el 2015 estipula que «el reconocimiento del grado de discapacidad se resolverá en el plazo máximo de tres meses», se calcula que hay 17.000 personas que, como ella, están pendientes del trámite. 

El detonante

La frialdad con la que atendieron sus llamadas -«me dijeron que mis papeles estarían en el montón y que aún están viendo los del 2016. Cuando expliqué lo delicado de mi caso, el funcionario me respondió que hay que aguantarse»- fue lo que más le dolió. «Tengo una pensión por mi trabajo y el apoyo de mi familia -contó a La Voz?. Accedo a contar mi historia por la gente que está peor y no tiene tantas facilidades».

Aunque su expediente parecía condenado a quedar en esa pila interminable de la que no sería rescatado «hasta que toque», la actuación del Valedor do Pobo ha dado un giro a su historia y a la de los enfermos graves que esperan una valoración de su discapacidad. «Política Social aceptou a recomendación da valedoría e xa procedeu a citar á afectada para tramitar con urxencia a valoración por se tratar dunha enfermidade grave», notifican desde el alto comisionado del Parlamento de Galicia. Lupe lo confirma. «Me llamaron ya pero les pedí esperar al resultado de unas pruebas», afirma. Quedaron de volver a ponerse en contacto con ella a partir del 15 de agosto. «Por un lado, leer el escrito del Valedor ha sido estupendo. No solo por mí, sino por toda la gente a la que puede ayudar esto. Es lo más enriquecedor. Por otra parte, vuelves a recordar todo... aunque yo tiro para adelante. Soy afortunada en muchas pequeñas cosas, ¿por qué no iba a serlo en esta?», se pregunta animada Lupe. 

Precedente para otros casos

Desde el Valedor do Pobo insisten en la relevancia del paso al que, aseguran, se ha comprometido Política Social. «A recomendación presentada á Consellería engade a necesidade de que, con urxencia, se incorporen as enfermidades graves ás causas de resolución urxente das solicitudes de valoración ou revisión do grao de discapacidade», apuntan desde el organismo.

Y añaden: «Unha instrución aprobada recentemente prevé a tramitación urxente da discapacidade ás persoas con enfermidades que afectan ao prognóstico vital. Inclúense a esclerose lateral amiotrófica, ELA, as ataxias de progresión rápida, as distrofias musculares, as escleroses múltiples de evolución rápida, as enfermidades metabólicas con trastornos motores e as neoplaxias en estadio IV». Romero, que se encuentra estable, concluye: «Hoy tuve estos dos sentimientos, mañana -por hoy- sé que se impondrá el de alegría».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Una enferma de cáncer logra acelerar los plazos para valorar la discapacidad