¿De verdad se queda Neymar al cien por cien?

El hecho de que lo afirmase en español y no en su lengua materna no es un detalle baladí

.

Hace apenas unos días Neymar Jr. se desmarcaba de los constantes rumores que lo señalan como el inminente nuevo galáctico del Real Madrid al asegurar -en español, y ya anticipo que este no es un detalle baladí- que se quedaba al cien por cien en el PSG en respuesta a la pregunta de un periodista hispano. ¿Significa que desoye de forma definitiva, al menos en este mercado estival, los cantos de sirena de Florentino Pérez?, ¿pone con ello fin a las especulaciones sobre su futuro? Es más, ¿qué credibilidad merece su tajante afirmación tras el «se queda» (en el Barça) del pasado verano?

Es posible que la clave a todo lo anterior radique, precisamente, en que lo afirmase en español y no en su lengua materna. Toda vez que un recién publicado estudio, efectuado por psicólogos de la universidad de Würzburg , parece haber constatado experimentalmente que resulta más fácil mentir en un lengua foránea que en la propia. Lo que, por otro lado, refuerza la denominada como «hipótesis de la distancia emocional» frente a la «hipótesis de la demanda cognitiva». A saber, las dos posiciones enfrentadas en el debate sobre si es más o menos fácil mentir en una lengua adoptada o en la materna. Una cuestión trascendente en ámbitos como los negocios y el policial/judicial.

Así, la hipótesis de la demanda cognitiva plantea que resulta más difícil mentir en una lengua ajena por el hecho de que orquestar un engaño convincente es una tarea que requiere un gran esfuerzo cognitivo; en buena medida dependiente del dominio del lenguaje. Desde esta perspectiva, tener que hacerlo en un idioma que no manejamos con tanta soltura multiplica la dificultad. Y en consecuencia el resultado obtenido. Es decir, cuan convincente resulta la falsa afirmación.

Frente a la anterior, la hipótesis de la distancia emocional presume que es más fácil mentir en una lengua extranjera debido al procedimiento mental con el que habitualmente ésta se maneja. Es decir, el hecho de tener que concentrarse en traducir nuestro pensamiento original a otro idioma en los términos más apropiados. Según esto, dicho proceso que requiere un esfuerzo intelectual, de búsqueda y análisis semántico, hace que el resultado carezca en gran medida del componente emocional que conlleva expresarse en la lengua materna. Lo cual resulta muy conveniente a la hora de contar una mentira debido al estrés emocional que inevitablemente implica mentir -de hecho, en ello se fundamenta el polígrafo-. Una conclusión que, para el caso que nos ocupa, se traduce en que melhor confirmá-lo em brasileiro, Neymar: «eu fico em 100 por 100».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿De verdad se queda Neymar al cien por cien?