La abolición del copago farmacéutico beneficiará a más de 800.000 gallegos

El Gobierno también pagará las cuotas de la Seguridad Social de 13.000 familiares que cuidan a dependientes

.

redacción / la voz

El Gobierno eliminará en una primera fase los copagos farmacéuticos a los pensionistas «en situación de mayor vulnerabilidad», los que tienen las pensiones más bajas, y recuperará las cotizaciones a la Seguridad Social para las cuidadoras no profesionales de la ley de dependencia. Así lo anunció ayer en el Congreso la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, como parte de las medidas para «recuperar» y «transformar el sistema sanitario».

Una de las medidas de mayor impacto será la supresión del copago farmacéutico, introducido por decreto en el 2012, una iniciativa que en Galicia beneficiará a un total de 826.028 pensionistas, que desde el decreto introducido por el Gobierno en el 2012 tienen que asumir el coste de sus medicamentos y que, en el escalafón más bajo de ingresos, obligaba a los jubilados con una renta inferior a 18.000 euros a pagarán el 10 % de sus medicinas, con un tope de ocho euros mensuales. Será, sin embargo, una acción que se llevará a cabo en distintas fases y que en una primera afectará a los mayores «en situación de mayor vulnerabilidad». A juicio de la ministra, la imposición de los copagos «es una barrera en el acceso a los tratamientos y han contribuido a elevar las desigualdades», por lo que entiende que su abolición «es necesaria para garantizar la equidad». «Trabajamos -dijo- para eliminarlos durante esta legislatura, empezando por los pensionistas en situación de mayor vulnerabilidad».

El Estado también recuperará el convenio por el que se hacía cargo del pago de las cuotas a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales a las personas dependientes, que se trata fundamentalmente de mujeres, en el 90 % de los casos, y familiares. De esta medida se beneficiarán 180.000 personas, de las que 13.105 son gallegas.

El Ministerio de Sanidad se plantea como objetivo que la restauración de este derecho, incluido en la Ley de Dependencia, se haga efectivo a partir del último trimestre de este año.

Sin embargo, la nueva titular de Sanidad advirtió que estas dos medidas no se llevarán a cabo de forma inmediata, ni tampoco concretó plazos. Fundamentalmente por dos razones: la necesidad de diálogo con las comunidades y el hecho de que el presupuesto recién aprobado «no es el que ha propiciado este Gobierno».

Carmen Montón anunció, además, que en las próximas semanas el Gobierno se aprobará la modificación de la reforma sanitaria que permitirá la recuperación de la universalidad de la asistencia sanitaria, una iniciativa que favorecerá a unas 280.000 personas, según el ministerio.

Prevención del suicidio

Otras iniciativas que el ministerio se ha planteado para lo que resta de legislatura pasan por el diseño de una Estrategia de Salud Mental «que consolide el modelo de atención comunitario y esté orientada a la recuperación y la inclusión social». También se han iniciado contactos para elaborar un plan integral de prevención del suicidio, un programa nacional sobre el alzhéimer, el impulso a un pacto frente al VIH y el apoyo para el desarrollo de una ley sobre eutanasia.

El Gobierno pedirá a la UE que deje de considerar los homeopáticos como medicamentos

El Gobierno va a instar a la Comisión Europea a que modifique una directiva por la que establece un código comunitario sobre medicamentos de uso humano, y deje de considerar a los productos homeopáticos como medicamentos. Fue otro de los anuncios realizados en el Congreso por la ministra de Sanidad.

«La homeopatía no cura», aseguró Carmen Montón, quien dijo que «pondrá orden» en el mercado y hará cumplir la regulación sobre autorización y condiciones de dispensación de los medicamentos de uso humano.

Así, Sanidad pondrá en marcha los mecanismos legales necesarios para asegurarse de que en el mercado solo permanezcan los productos autorizados y la ministra no descarta, si es necesario, sanciones.

La ministra se ha comprometido a que su departamento informe «con veracidad y claridad» a la ciudadanía para evitar situaciones «dramáticas» en las que no sean sustituidos tratamientos avalados por la evidencia científica por la homeopatía.

La nueva titular de Sanidad tiene la intención de introducir el concepto coste-valor en la evaluación y financiación de los medicamentos, y de desarrollar un modelo que determine el valor que aportan los fármacos tanto de forma individual como comparativamente con las alternativas financiadas ya existentes.

De igual modo, Sanidad fomentará el uso de los medicamentos genéricos y los biosimilares, y potenciará las compras centralizadas para abaratar los precios de los fármacos, según las necesidades de las comunidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
39 votos
Tags
Comentarios

La abolición del copago farmacéutico beneficiará a más de 800.000 gallegos