La Eurocámara vota la reforma sobre los derechos de autor en Internet

El objetivo es asegurar que los artistas puedan recibir una remuneración justa


bruselas / corresponsal

Editores de contenidos y plataformas on-line como Google están en pie de guerra por la reforma de la legislación sobre derechos de autor que quiere emprender la Unión Europea. Unos exigen un trato justo para sus creaciones, otros acceso libre a la información y al conocimiento. ¿Qué pide Bruselas? «El objetivo es asegurar que los artistas, especialmente músicos y nuevos editores de noticias, puedan recibir una remuneración justa por su trabajo», sostiene el texto de la propuesta que hoy somete a votación la Eurocámara.

La institución tendrá que retratarse y decidir si apoya, entre otras cosas, la posibilidad de imponer un canon digital para cobrar a las webs o buscadores que enlacen contenidos en red sujetos a copyright. «El pago justo por el trabajo hecho debe aplicarse a todos, tanto en el mundo físico como en el digital», reivindicó el eurodiputado alemán responsable del informe, Axel Voss. Pero, ¿por qué ha generado tanta polémica y enfrentamiento?

Contenidos compartidos

La razón está en la naturaleza de los artículos 11 y 13 del reglamento. El primero ofrece a los editores de prensa la posibilidad de reclamar una tasa a las plataformas on-line y redes sociales cada vez que ellos mismos o sus usuarios indexen y compartan contenidos sujetos a derechos de autor. Siempre sobre una base «renunciable». Esto significa que cualquier publicación o medio de comunicación podrá renunciar al canon que le corresponde si considera que su visibilidad se podría ver perjudicada en Internet al gravar sus contenidos.

El artículo 13 también ha despertado mucha polvareda porque Bruselas quiere que Google, Facebook, Twitter y otros gigantes de Internet supervisen de forma sistemática los contenidos que suben sus usuarios a las plataformas con el fin de detectar cuáles tienen copyright y un canon en activo. La medida obligaría a las tecnológicas a desarrollar programas de vigilancia y filtros que muchas asociaciones de sus usuarios de Internet rechazan por considerar que obstaculizan el acceso y restringen la libertad en la red.

El equilibro que busca la bautizada como Directiva «Link Tax» levanta ampollas entre los generadores de contenidos libres de derechos como la enciclopedia on-line Wikipedia, que ha pedido a los eurodiputados que voten en contra de la propuesta. Sus servicios en español mostraron ayer su rechazo a la nueva ley del copyright con un apagón masivo que se prolongará hasta el momento de la votación en el hemiciclo. La compañía sostiene que está en peligro la supervivencia de Wikipedia y la «libertad de Internet». Sus responsables aseguraron en un comunicado que «acciones como compartir una noticia en las redes sociales o acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas», con los consecuentes perjuicios que supondría también para los creadores de contenidos.

A pesar del revuelo generado, la batalla por el futuro de los contenidos en Internet no ha hecho más que empezar. Si la Eurocámara aprueba el refuerzo de la protección on-line de los derechos de autor deberá iniciar las negociaciones con el Consejo, ávido de rebajar las garantías en la Red.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Eurocámara vota la reforma sobre los derechos de autor en Internet