Carmen Martínez-Bordiú ya es duquesa de Franco, con Grandeza de España

El Gobierno estudiará retirar el título nobiliario a la nieta del dictador

Carmen Martínez-Bordiú, nueva duquesa de Franco El Gobierno estudiará si la Ley de Memoria Histórica permite revocar este título
EFE

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la concesión del título de duquesa de Franco, con Grandeza de España, a Carmen Martínez-Bordiú Franco, tras el fallecimiento de su madre, Carmen Polo.

Según la disposición del Ministerio de Justicia, con fecha del 31 de mayo de 2018 y firmada por el exministro Rafael Catalá, se expide la Real Carta de Secesión del título de Duque de Franco, de conformidad con lo previsto en el Real Decreto del 27 de mayo de 1912, «previo pago del impuesto correspondiente».

Carmen Martínez-Bordiú, hija mayor de Carmen Polo, solicitó la sucesión en el título de Duque de Franco tras la muerte de su madre, Carmen Franco Polo, el pasado 29 de diciembre.

Según publicó el 26 de marzo el BOE, tras la solicitud se abría un plazo de treinta días para que «aquellas personas que se consideren con derecho al referido título» pudieran reclamarlo. En el BOE de hoy se incluyen 13 disposiciones sobre títulos nobiliarios, entre ellas la correspondiente a Carmen Martínez-Bordiú.

El Gobierno estudiará retirar el Ducado

El Ejecutivo de Pedro Sánchez analizará la normativa vigente sobre títulos nobiliarios para ver si es posible la supresión del Ducado de Franco después de hacerse oficial que el título lo hereda Carmen Martínez-Bordiú.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha explicado que no puede acordar por el momento la retirada del ducado porque su continuidad «responde a la firma» que hizo su antecesor al final del trámite administrativo, iniciado cuando Martínez-Bordiú solicitó ser sucesora, al morir su madre el 29 de diciembre.

No obstante, la ministra ha asegurado que su departamento estudiará la Ley de Memoria Histórica para ver si es posible modificar la norma vigente, que no contempla la retirada de títulos nobiliarios, como vía para suprimir el Ducado de Franco. «Si no, no se puede retirar el título. La intención del Gobierno es estudiarlo porque todo lo que se refiere a memoria histórica se va a estudiar con mucha seriedad», ha subrayado Delgado a los medios tras tomar posesión la nueva fiscal general del Estado, María José Segarra.

Al morir el dictador en noviembre de 1975, el Rey Juan Carlos otorgó el título de duquesa de Franco, con Grandeza de España, a su hija Carmen como «muestra de aprecio» y «en atención a las excepcionales circunstancias y merecimientos que en ella concurren». Aunque fue concedido por Juan Carlos I, el actual jefe del Estado, Felipe VI, no tiene potestad para anularlo o revocar la sucesión al tratarse de un título que pasó a regularse por la normativa de distinciones nobiliarias. Sí podría hacerlo si fuese un título de la Corona, como ocurrió en junio de 2015 cuando desposeyó a la infanta Cristina del cargo de duquesa de Palma por la implicación de su marido, Iñaki Urdangarin, en el caso Nóos.

Críticas desde el PSOE y la oposición

Desde la Ejecutiva del PSOE, varias voces han defendido la revocación «al no ser una buena noticia», como ha señalado el secretario de Política Institucional socialista, Patxi López. «Si se le puede dar la vuelta, que se le dé», ha propuesto el exlehendakari.

El secretario de Justicia y Nuevos Derechos del PSOE, Andrés Perelló, ha criticado que don Felipe no haya hecho algo más para evitar que la nieta de Franco se hiciera con «el Ducado de su mamá». «El Rey no ha estimado que, con la autoridad que le es propia, podía haberse desprendido de un lamentable vestigio del pasado. El verá que le conviene a la Corona. A España no le conviene, desde luego», ha asegurado Perelló en Twitter.

El diputado Odón Elorza ha opinado que se trata de «una decisión inmoral» adoptada con «nocturnidad», fruto de «la herencia de Rajoy y Catalá», y que no entiende «la firma del Rey en los tiempos que corren». La posición del PSOE la han secundado otros partidos de izquierda.

La portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso Ione Belarra ha abogado por la desaparición del Ducado de Franco al ser un «vestigio del pasado y del franquismo». El líder de IU, Alberto Garzón, ha reclamado al Gobierno de Sánchez que corrija la concesión al ser una medida «surrealista» producto de «no haber roto del todo con la dictadura». «Nadie en Alemania que se sienta demócrata se imaginaría un ducado de Hitler», ha declarado Garzón en San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha convenido en que se trata de una «anomalía», por lo que ha insistido en la petición de retirar todas las distinciones nobiliarias a aquellas familias que «participaron en el golpe de estado de 1936 y que recibieron beneficios por parte del general Franco».

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha reconvenido al Gobierno del PSOE por no haber frenado la renovación del ducado de Franco, que la ha considerado «una forma de discriminación y una falta de respeto a las víctimas del franquismo».

Desde Ciudadanos, su secretario general, José Manuel Villegas, se ha mostrado partidario de «plantear como país la existencia o no de este tipo de títulos». El PP se ha limitado a expresar su respeto por «lo que sale en el BOE», si bien ha apuntado que es una cuestión que «tendrá que explicar» el Gobierno socialista, según el diputado del grupo popular Carlos Rojas. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Carmen Martínez-Bordiú ya es duquesa de Franco, con Grandeza de España