Más de diez mil gallegos consumen asiduamente productos homeopáticos

Los menores y las personas de entre 45 y 64 años son los más habituales en el uso de estos productos

.

Santiago / La Voz

Los colegios de médicos de Galicia han mostrado su claro rechazo a estas sustancias. Y el propio conselleiro de Sanidade aseguró que no tienen evidencia científica, pero los productos homeopáticos siguen teniendo aceptación en la población. Así se desprende de la Encuesta Nacional de Salud que acaba de publicar el Ministerio que dirige Carmen Montón, en la que se refleja que más de diez mil gallegos aseguran haber tomado homeopatía en las dos últimas semanas, el 0,73 % de la población femenina y un 0,38 % en total. Una práctica que en la comunidad gallega se restringe exclusivamente a las mujeres, ya que entre los varones el porcentaje es 0. No obstante, Galicia está lejos de cifras como las de Aragón y Navarra, en donde se registra el mayor porcentaje de consumo de estos productos que han atacado ministros como el de Ciencia, Pedro Duque, o la propia Montón. En cuanto a las edades en las que se registra un mayor consumo, y en este caso ya con datos a nivel estatal, hay dos franjas que destacan, la de los niños y la de las personas de entre 45 y 64 años. Otro dato sorprendente es la relación entre clase social y uso de la homeopatía, y es que a mayor nivel ocupacional, mayor consumo.

Manuel Collado, investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), en donde dirige el grupo de células madre, y firme detractor de la homeopatía, asegura que a pesar de estas cifras las campañas en contra de estos productos están dando sus frutos y de hecho el gran laboratorio homeopático de Europa, Boiron, ha bajado sus ventas. Collado asegura que existe mucha confusión, por lo que hay personas «que desconocen cuál es la base de estos productos, se suelen publicitar como naturales o de plantas y no tienen nada que ver». Collado asegura que la sociedad busca que no haya efectos secundarios, «pero lo que ocurre es que con la homeopatía no hay efectos secundarios porque no los hay primarios, un fármaco puede tener efectos secundarios porque tiene efectividad», explica. El éxito de las campañas en contra de la homeopatía y que colegios médicos y universidades sean cada vez más contundentes a la hora de rechazar cursos, másteres o secciones relacionadas con estos productos se topa a veces con varapalos como el del Ministerio de Sanidad del Gobierno anterior, que en un real decreto prácticamente equiparó homeopatía y medicamentos. «Es una de cal y otra de arena», lamentó Collado, quien confía en el equipo de Pedro Sánchez, con ministros que han arremetido en varias ocasiones contra estas terapias.

Tabaco, la más baja en 30 años

El consumo de productos homeopáticos no es el único indicador que analiza una encuesta que aborda múltiples aspectos sobre el uso de los sistemas sanitarios, la percepción de la salud, el consumo de tabaco, alcohol, medicamentos o bebidas azucaradas. Y una de las buenas noticias de este informe es el descenso de los fumadores, que han alcanzado la cifra más baja en los últimos 30 años, con un 22 %. Los consumidores diarios varones han caído desde el año 93 del 44 % al 25,6 %, mientras que en el caso de las mujeres la bajada fue de solo dos puntos. También disminuye el consumo entre los jóvenes de 15 a 24 años, con la cifra más baja desde el 93.

Galicia, la menos fumadora

La comunidad gallega presenta aún mejores datos, ya que es la autonomía española con menos porcentaje de fumadores diarios, el 17,83 % de los mayores de 15 años. Aragón, Castilla la Mancha y Valencia pasan del 24 %, mientras que la media se sitúa en el 22 %. De este colectivo de gallegos que admiten fumar a diario, casi un 35 % consumen más de veinte cigarrillos en cada jornada, es decir, más de un paquete.

El tramo de edad con mayor tasa de fumadores diarios se sitúa entre los 25 y los 64 años, con el 27 % del total. Otro dato llamativo es la incidencia del tabaco en los desempleados. Fuman a diario más del 36 % de los parados, un porcentaje muy superior al de los trabajadores -un 26 %-; al de los estudiantes, con un 12 %; o al de jubilados y prejubilados, que apenas superan el 10 %.

Estado de salud

El envejecimiento o la percepción que los gallegos tienen de su estado de salud se refleja en esta encuesta del Ministerio de Sanidad, hasta el punto de que es una de las comunidades en donde menos ciudadanos creen que gozan de buena salud. Solo uno de cada diez gallegos considera que es muy buena, frente casi al 27 % de la media estatal o a más del 50 % de Baleares. Aunque los porcentajes son bajos tanto entre hombres como entre mujeres, las gallegas tienen una peor percepción de su estado de salud, y menos de un 9 % perciben que tienen un muy buen estado de bienestar.

Uno de cada cinco, obesos

Casi uno de cada cinco adultos en Galicia presenta obesidad, y un 41 % sobrepeso. Esto quiere decir que el 60 % de los gallegos mayores de 18 años están por encima de su peso recomendado. El mayor índice de obesidad se da en Andalucía, y el más bajo en Castilla y León y en el País Vasco. Y en relación a su ocupación laboral el mayor porcentaje de obesos se registra ente las personas que están incapacitadas para trabajar y las que realizan labores del hogar. Un dato a tener en cuenta es que casi el 20 % de los niños de dos a cuatro años son obesos.

El informe indica que el 2 % no accedieron a la asistencia por motivos económicos

La Encuesta Nacional de Salud analiza la frecuencia con la que los españoles acuden a su médico de familia, al hospital o los problemas con los que se encuentran a la hora de recibir asistencia. Y el 2 % de los gallegos mayores de 15 años, un 1,96 % en concreto, aseguran no haber podido acceder a la atención médica por problemas económicos, una cifra que en el caso de la atención dental sube al 7,7 %. Un 3 % de los encuestados en Galicia también reconocen que la situación financiera les impidió acceder a los medicamentos recetados. Los problemas para ver y oír son habituales. El 67 % de los gallegos de más de 15 años usan o gafas o lentillas, la cifra más alta de España, y muy superior en mujeres que en hombres. Lo mismo ocurre con el oído, ya que los gallegos son los que tienen más dificultades según esta encuesta. Solo el 63 % admite no tener ningún problema, frente al 82 % de la media estatal o a la situación de los cántabros, en donde el 95 % de los mayores de 15 dicen no tener ningún problema de audición.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Más de diez mil gallegos consumen asiduamente productos homeopáticos