«Pese al avance en corazón artificial, el trasplante sigue siendo la mejor opción»

La especialista e investigadora participó en el Chuac en un simposio sobre insuficiencia cardíaca avanzada


a coruña / la voz

Kiran Khush, profesora de la Universidad de Stanford (EE. UU.) y directora del Registro Internacional de Trasplante Cardíaco, participó el viernes en A Coruña en la reunión internacional sobre insuficiencia cardíaca avanzada organizada por el Chuac.

-¿Qué futuro prevé para el trasplante de corazón? ¿El envejecimiento de donantes y receptores obligará a buscar otras salidas?

-La complejidad de los donantes y los receptores continúa aumentando. Los donantes están envejeciendo y tienen más comorbilidades (hipertensión, diabetes, tabaquismo...). Se están desarrollando estrategias para utilizar corazones de donantes con hepatitis C y también tras muerte circulatoria. Los receptores también tienen mayor riesgo: son mayores, con mayor carga de comorbilidades, más disfunción de órganos terminales (hepática y renal) y con varias características de alto riesgo, como enfermedad cardíaca congénita en adultos y alosensibilización. Estamos trasplantando más receptores a los que se les brindó apoyo circulatorio mecánico, no solo asistencia mecánica de larga duración, sino también temporal y ECMO. Y hacemos también más trasplantes multiorgánicos, que son más complejos.

-¿Difícil mantener el volumen de actividad?

-A pesar de estas complejidades crecientes, el volumen de trasplantes sigue aumentando en todo el mundo y la supervivencia se mantiene e incluso está mejorando para algunos subgrupos.

-¿Por?

-Por muchos factores: mejoras en la uci, en estrategias inmunosupresoras, en el cribado del rechazo agudo con estudios no invasivos... y por una mejor prevención y tratamiento de las complicaciones postrasplante.

-¿Y el corazón artificial?

-A pesar de las mejoras en la asistencia circulatoria, sigue teniendo algunas limitaciones y hay muchas complicaciones relacionadas con el dispositivo. Por esta razón, sigo creyendo que el trasplante de corazón es la mejor opción disponible para los pacientes con insuficiencia cardíaca en etapa terminal.

-¿Qué papel tendrán en el futuro estos dispositivos de asistencia ventricular ¿Se descartarán? ¿Serán un puente al trasplante? ¿Superarán a los órganos?

-Su papel continúa creciendo a medida que la tecnología mejora. Los dispositivos son cada vez más duraderos y con menos tasas de complicaciones. Pero sigue siendo una tecnología costosa y, en última instancia, limitada por el fallo del dispositivo y las complicaciones, como infección, trombosis y hemorragia. Además, los de asistencia ventricular izquierda no son una opción para muchos pacientes, como aquellos con cardiopatía congénita, miocardiopatías restrictivas e insuficiencia ventricular derecha. Su uso continuará creciendo, y habrá más pacientes con ellos indefinidamente como terapia de destino, pero sigo creyendo que el trasplante seguirá siendo el enfoque preferido para muchos, si no la mayoría, de los pacientes con insuficiencia cardíaca terminal.

-El rechazo sigue siendo un problema. Usted ha desarrollado una prueba para monitorizarlo. ¿Hacia dónde va la investigación?

-Los estudios no invasivos, como la monitorización de ADN sin células, han revolucionado la forma en que controlamos el rechazo agudo. La dependencia de las biopsias endomiocardíacas se reduce drásticamente, con mayor satisfacción del paciente y menos complicaciones. Continuamos trabajando para perfeccionar nuestro análisis de ADN libre de células para el rechazo agudo. Nuestra esperanza es que los ensayos se puedan usar para personalizar la atención postrasplante al permitir el destete de la inmunosupresión en pacientes estables con bajo riesgo de rechazo y el aumento de la inmunosupresión en los de mayor riesgo.

-¿Y el desarrollo de nuevos fármacos inmunosupresores?

-Desafortunadamente, va a la zaga de otras áreas de investigación en trasplante. Espero que los nuevos fármacos inmunomoduladores puedan ser beneficiosos.

«Estamos empezando a utilizar órganos de donantes intoxicados» 

Responder a la demanda, creciente, de un bien tan escaso como los órganos ha empujado a los especialistas a buscar fórmulas para el máximo aprovechamiento de recambios vitales.

-¿Dónde está el límite de viabilidad de un corazón para ser trasplantado?

-Continuamos ampliándolo en la selección de donantes: ahora estamos usando corazones de donantes que son mayores y tienen más comorbilidades, aceptamos los de donantes con disfunción del ventrículo izquierdo, que generalmente es reversible después de la muerte cerebral, e hipertrofia ventricular izquierda leve o moderada. Estamos empezando a usar también corazones de donantes después de la muerte circulatoria, los de donantes con hepatitis C, intoxicados...

-¿Cómo intoxicados?

-Sí, donantes cuya causa de muerte es una intoxicación, por ejemplo por sobredosis de opioides. En USA están creciendo.

-¿Con buenos resultados?

-Estudios recientes han demostrado que el trasplante de donantes de alto riesgo en receptores de bajo riesgo tiene resultados aceptables, pero se debe evitar el trasplante de donantes de alto riesgo en receptores de alto riesgo. Continuamos obteniendo datos para informar estas decisiones a partir de estudios de investigación, como los que usan registros internacionales. Nuestro equipo en Stanford actualmente lidera un estudio prospectivo de 5 años, financiado por el Instituto Nacional de Salud de EE. UU. que incluye a 4.000 donantes de órganos cardíacos en todo el país. Y se están realizando estudios detallados de la estructura y función cardíaca durante el proceso de donación, con el objetivo de desarrollar criterios basados ??en la evidencia científica para la evaluación y utilización del corazón del donante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Pese al avance en corazón artificial, el trasplante sigue siendo la mejor opción»