A la búsqueda del debate perfecto

Los ganadores de la ESO del Parlamento Xove, del colegio San José de Lugo, defienden  a Galicia en la final en el Senado

A la búsqueda del debate perfecto Los ganadores de la ESO del Parlamento Xove. del colegio San José de Lugo, defienden mañana a Galicia en la final del Senado

lugo / la voz

¿Se debe reformar la Constitución? ¿Qué argumentos hay a favor y cuáles son en contra? Un asunto tan complejo -y en el que los políticos llevan años enfrascados sin muchos avances- será el objeto de debate al que se tengan que enfrentar los alumnos de cuarto de la ESO del equipo ganador del concurso Parlamento Xove en la fase final que se celebra hoy en el Senado.

Cristina Ouro, Miguel Silva, Sandra Torres y Paula Parente, con el apoyo de Sara Díaz como suplente, del colegio San José de Lugo, tendrán que competir contra los equipos de Castilla y León, Extremadura, Asturias y Canarias que disputarán la primera final de este concurso de oratoria.

El curso se les está haciendo largo a los cinco jóvenes lucenses. Si la participación en las distintas fases del Parlamento Xove ya fue exigente, ahora se han tenido que emplear a fondo para preparar el debate de mañana y, además, con el hándicap de que tuvieron que compaginarlo con los exámenes de junio. «Se nos ha hecho duro, pero merece la pena, está siendo todo una experiencia que valoramos muchísimo», señalan mientras estudian las estrategias de discusión.

Para este último impulso final no han estado solos. Además del apoyo de las profesoras Amparo Tejeda y Mónica Méndez, han tenido asesoramiento especial para abordar la posible reforma de la Constitución. Primero consiguieron llegar hasta la jueza del Juzgado de Instrucción número 2 de Lugo, Sandra Piñeiro. «Nadie del equipo se había leído la Constitución, sabíamos lo básico, por eso ella nos ayudó a colocar las ideas, a ponerlas en orden, a centrarnos en el campo en el que nos movíamos», señalan estos jóvenes de 16 años que para prepararse no utilizan un ejemplar del texto constitucional impreso, sino que consultan los artículos a través de los móviles.

Hubo otra persona fundamental en su acercamiento a la Carta Magna. Se trata del catedrático de Derecho Constitucional de la USC, Roberto Blanco Valdés: «Fue muy valioso, porque nos colocó en la fase de refutación, él mismo defendió ambas posturas, y además fue un lujo que nos dedicase una mañana de un sábado y que nos diese facilidades para preguntarle todas nuestras dudas», explica.

En la final -en cuyo jurado habrá periodistas, profesores universitarios y representantes de la RAE, bajo la presidencia de María Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado- sabrán qué opción van a tener que defender, si es necesaria la reforma o no de la Constitución. Cuando se les pregunta qué opinan sobre el particular, ya muestran sus capacidades para la oratoria y dejan claro que son imparciales: «Antes de un debate así es peligroso si te decantas por una opción».

Estos jóvenes de 16 años, que ya han demostrado sus cualidades en la oratoria, «una asignatura que debería ser obligatoria», descartan por completo dedicarse a la política y sueñan en el futuro con formarse en campos tan dispares como la animación digital, los idiomas, las relaciones internacionales, la investigación en laboratorio o la historia social.

 

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

A la búsqueda del debate perfecto