La cocaína releva al alcohol como la droga que requiere más tratamientos

El paciente tipo es un joven, con estudios básicos, trabajo y que vive en pareja


madrid / colpisa

El relevo generacional ha provocado un vuelco en la radiografía de la adicción a sustancias estupefacientes en España. La cocaína, por primera vez, ha desbancado al alcohol como la droga que registra más demandas ciudadanas de tratamientos de deshabituación, según el informe anual que elabora el Observatorio Proyecto Hombre con la colaboración de La Caixa.

Uno de cada tres ciudadanos que llamó en el 2017 a la puerta de Proyecto Hombre, una organización que ayuda a dejar sus adicciones a 16.000 personas en 15 autonomías, tenía como principal problema el consumo de cocaína. Los pacientes enganchados a esta sustancia fueron el 34,3 % frente al 3 1% que precisaba salir del infierno del alcohol. Algo inédito en los 34 años de historia de la organización, en la que solo hace cinco años, en el 2012, la demanda de tratamiento por alcohol alcanzaba el 41 %. Además, se trata de una tendencia creciente. En un solo año han aumentado tres puntos los solicitantes de tratamientos para huir de la cocaína.

Las razones, además de en el cambio de hábitos generacional, hay que buscarlas, según estos expertos, en un aumento del consumo en toda Europa -donde hay más disponibilidad de esta sustancia por una mayor producción-, en una mejora económica por la salida de la crisis, en un descenso de la percepción del riesgo entre la población, y en la aceptación normalizada de su consumo en ámbitos laborales y familiares.

El mito se rompe

Lo que el informe descarta es el mito de que se trata de una droga utilizada por las clases medias y altas. El perfil del adicto que pide ayuda es del ciudadano común. «Consumen cocaína todas las clases sociales. Las personas a las que tratamos pueden ser uno de tus familiares o tu vecino», aseguró Félix Rueda, experto de Proyecto Hombre.

El consumidor tipo que busca ayuda es un hombre, de entre 35 y 36 años, que vive en pareja -el 27 % con hijos- o con sus padres, que dispone de estudios básicos y que ha contado con un empleo de forma habitual pese a que toma esta droga desde hace unos 16 años. Hay ejecutivos y catedráticos, pero las dos terceras partes trabajan o han trabajado en el sector servicios -comercio, hostelería, vigilancia, mensajería, cuidados, etc.- y en la industria y la construcción. De hecho, el 43 % no tiene estudios, el 48 % solo cuenta con los básicos, y solo el 8 % es un titulado universitario. La prevalencia de los hombres es aplastante, el 88 %. El consumo de cocaína es una adicción en la que los varones le sacan 10,8 puntos a las mujeres, que, sin embargo, tiene un consumo excesivo de alcohol, 16,4 puntos más que los varones. El 53 % de los demandantes de tratamiento tienen entre 29 y 39 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La cocaína releva al alcohol como la droga que requiere más tratamientos