Jean-Michel Cousteau: «No era fácil convivir con Jacques Cousteau»

El hijo del oceanógrafo presenta el documental «Las maravillas del mar», producido por Schwarzenegger

.

madrid / colpisa

Las maravillas del mar es una fiesta visual, un documental sobre la vida en las profundidades del mar. De Fiyi a las Bahamas, Jean-Michel Cousteau navega con sus hijos Celine y Fabien en una aventura donde se aprecian las criaturas más sorprendentes que habitan en las profundidades oceánicas. Arnold Schwarzenegger es el productor y narrador de esta película que se estrena hoy.

-¿Cómo surgió la colaboración con Schwarzenegger?

-Desde el principio, mi deseo era que el narrador de la cinta estuviera profundamente conectado con el medio ambiente, y no podríamos haber cumplido mejor esa misión.

-En el documental hay detalles absolutamente sorprendentes de la vida bajo el agua.

-Gracias a la tecnología podemos mostrar una imagen nítida de la vida en el fondo del mar. En mis casi 75 años de submarinismo, no he sido capaz de ver con tanta claridad el fondo del mar como con esta cámara. Nos hemos acercado a vidas microscópicas que luego hemos ampliado para la gran pantalla. Las fuimos buscando con un equipo de científicos que nos explicaban donde debíamos bucear. Ha sido un trabajo impresionante de logística y planificación.

-La gran barrera de coral está perdiendo su color. ¿Cree que el público entiende la urgencia por proteger los corales del mundo?

-Cada vez hay más gente que despierta de su ignorancia hacia la contaminación. Necesitamos que los gobiernos tomen decisiones y que las industrias entiendan como conectarse con el medio ambiente. Hay que mantener los océanos saludables, crear nuevas tecnologías sin compuestos químicos ni metales o plásticos que contaminen el océano porque estamos abusando del planeta.

-¿Hay esperanza?

-La decisión es nuestra. Somos la especie más inteligente del planeta y este privilegio nos exige cuidarlo.

-¿Qué le animó a seguir el trabajo de su padre, Jacques?

- Desde que me tiró por la borda de su barco a los siete años, me he dedicado a explorar, a descubrir, a entender los secretos bajo el mar. Conocemos más de la superficie de la Luna que lo ocurre en nuestros océanos. No hemos explorado ni un 10 % de las profundidades del mar. No podemos proteger lo que no entendemos y necesitamos cambiar la filosofía. Mi padre siempre intentó mostrar su amor por el mar.

-¿Es su héroe?

-A los 18 años, en el estreno de El mundo del silencio, cuando descubrí quién era mi padre para el resto del mundo. La realidad es que Jacques Cousteau no era, necesariamente, fácil. No era fácil convivir con él, pero era fascinante. Era mi héroe.

-¿Qué diría su padre si viera la basura en los océanos?

- El ya advirtió de las consecuencias de la polución de los mares. Llevamos años, décadas, registrando una disminución de la vida marina y un aumento de la basura en al agua. La curiosidad de mi padre ha quedado impresa en mí, en mi madre, en mis hijos. Sabemos el daño que hemos hecho a los océanos y ahora debemos comprometernos a gran velocidad para revertirlo. Ha llegado el momento, porque si hay algo que he aprendí de mi padre es que hay un héroe en todos nosotros.

-¿Qué destacaría del filme?

-Después de 75 años buceando, es perturbador para mi ver en 3D criaturas y plantas microscópicas que no pueden verse con el ojo humano bajo el agua.

Votación
6 votos
Comentarios

Jean-Michel Cousteau: «No era fácil convivir con Jacques Cousteau»