Un empujón para que la Ribeira Sacra y las Fragas do Eume sean reserva de la biosfera

Gadisa renueva su colaboración en el Ceida en el Día Mundial del Medio Ambiente


redacción / la voz

Son seis: Mariñas Coruñesas; Terras do Mandeo; Terras do Miño; Ancares lucenses e Montes dos Ancares, Navia e Becerreá; Transfronteriza Gêres-Xurés; Río Eo, Oscos, y Terras de Burón, y Allariz. Pero pronto la Red Galega de Áreas Reserva da Biosfera podría incrementar su número con la incorporación de la zona de la Ribeira Sacra y las Fragas do Eume. Detrás de la promoción de esos dos espacios está el Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia (CEIDA), un organismo que ayer recibió una nueva inyección de fondos de Gadisa que, entre otras cosas, también contribuirán a promover la protección de esas dos áreas naturales. Porque la compañía de distribución suscribió un año más (van ya quince) el convenio que mantiene con la entidad dependiente de la Consellería de Medio ambiente como muestra de su compromiso con la educación ambiental en Galicia. Lo hizo justo en la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy, con la idea de contribuir a dar a conocer las áreas protegidas, además de contribuir con pequeñas muestras a frenar el cambio climático.

Detrás del convenio entre el Ceida y Gadisa está la creencia compartida, como explica la compañía en un comunicado, de que es preciso llevar a cabo, desde la infancia, una labor de educación en el cuidado del medio ambiente y la buena utilización de los recursos. Por eso, durante los 15 años que llevan colaborando han llevado a cabo juntos múltiples actividades. Buen ejemplo de ello fueron las muestras sobre el cambio climático o sobre esas áreas protegidas que rotaron por hipermercados que Gadis tiene en Oleiros Culleredo, Carballo, Ribeira, Viveiro, Monforte, Lalín, Tui, Ourense y O Barco.

Pero más allá de las muestras o la labor divulgativa, Gadisa cuida la naturaleza desde dentro. Una fórmula que aplica es la racionalización del gasto energético. ¿Cómo? A través de la optimización de su red logística para rebajar no solo el consumo de combustible, también la generación de esos gases contaminantes.

El hecho de trabajar con 850 proveedores locales también hace, como explica la empresa de distribución, acorta el impacto en el medio ambiente. Pero además, más allá de todo esto, hace un par de semanas ha implantado un nuevo modelo en las áreas de frutas y verdura. Hasta ahora cada producto debía ir en una bolsa diferente, pero para ahorrar gasto de plástico han permitido que piezas de frutas o verduras distintas puedan empaquetarse en la misma bolsa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un empujón para que la Ribeira Sacra y las Fragas do Eume sean reserva de la biosfera