Homilías por WhatsApp en A Fonsagrada todos los miércoles

El cura bloguero fonsagradino envía textos a sus fieles para que vayan instruidos a la misa del domingo

Homilías por WhatsApp en A Fonsagrada todos los miércoles El cura bloguero fonsagradino envía textos a sus fieles para que vayan instruidos a la misa del domingo

lugo / la voz

En A Fonsagrada los domingos se va a misa con los deberes hechos. El cura, Miguel Ángel Álvarez Pérez, el más joven a muchos kilómetros a la redonda (tiene 46 años), es un buen discípulo de las nuevas tecnologías. Todos los miércoles, sin faltar, manda a sus feligreses, a través del WhatsApp, textos alusivos al Evangelio que toca en la próxima misa y también referencias a lo que será su homilía. Así, los fieles tienen ya un anticipo y, si quieren, pueden ir reflexionando durante la semana.

El cura es también bloguero. Pone máxima atención y escrúpulo para que falandobaixiño.es, el título de su publicación, esté perfectamente actualizada. La comunicación en la red, dice el sacerdote, es esencial, aunque no esté de acuerdo en que todo valga para obtener un click.

Miguel Ángel Álvarez no engaña. «O do blog non é unha idea orixinal miña. Copieina dun coñecido bloguero madrileño, tamén cura, que agora misa en parroquias da montaña madrileña», indicó.

El párroco fonsagradino sabía que las nuevas tecnologías, tarde o temprano, iban a acabar desplazando de altares y sacristías a los voluminosos libros de las lecturas sagradas. De hecho, no tardó en llevar en su móvil las oraciones y otras lecturas que se hacen en los cementerios en el momento previo al sepelio. Así se ahorra el tener que ir cargando con los libros. No era la montaña lucense el mejor lugar para usar esta técnica que depende de la cobertura del móvil. Más de una vez el «crego» se quedó tirado. Eso le hizo pensar en que lo mejor era guardar en formato PDF las lecturas y oraciones y, en el momento de intervenir, solo debía tener la precaución de que el móvil tuviese batería suficiente.

Otra de las moderneces incorporadas por el sacerdote a su labor pastoral en A Fonsagrada y alrededores fue la de las homilías por correo electrónico. «A través dunha plataforma de envío masivo. O que realmente facía era mandar un texto en PDF como podía e segundo ía tendo tempo», recordó Miguel Ángel Álvarez.

Ese sistema lo ensayó el tiempo que fue cura urbanita en Lugo. Cuando le asignaron para trabajar en la tierra en la que nació, se dio cuenta de que eso del correo electrónico no había calado tanto como pensaba en la población. No todos sus feligreses lo tenían, y muchos de los que lo poseían ni lo abrían por carecer de Internet. Necesitaba cambiar de plataforma. Pronto supo que la aplicación de mensajería telefónica era la solución.

Listas, no grupos

«Evidentemente, máis futuro que o mail tiña o WhatsApp. Entón optei por preparar unhas listas, que non grupos (a xente xa está moi cansada deles porque resultan moi difíciles de entender) e a través delas comecei a facer os envíos», explicó el sacerdote fonsagradino. Como complemento puso en marcha el blog y les envía enlaces a sus feligreses. «Así, uns ven a páxina e outros o documento que adxunto. Son reflexións que fago sobre a lectura da homilía do domingo. De paso, informo de horarios e comento outros asuntos. A maiores, se escoito unha conferencia interesante grávoa e mando o enlace. Mesmo de YouTube. No blog hai moitas máis cousas como, por exemplo, relacionadas co Papa», apuntó.

Evidentemente, también utiliza el Facebook para llegar a los parroquianos. «Por esa canle que captou incluso a persoas maiores, dou avisos das misas de defuntos, da pascua...», apuntó el cura bloguero de A Fonsagrada.

Votación
12 votos
Comentarios

Homilías por WhatsApp en A Fonsagrada todos los miércoles