Un sistema «made in Ourense» para degradar toallitas higiénicas

Dos escolares ganaron la final del certamen nacional del Stockholm Junior Water Prize por su proyecto innovador

.

ourense / la voz

Un sistema ecológico para degradar las toallitas higiénicas, basado en la capacidad del gusano de la miel para descomponer los compuestos derivados del polietileno, ha sido el proyecto ganador del certamen nacional del Stockholm Junior Water Prize (SJWP), considerado el premio Nobel del agua. Detrás se encuentran los estudiantes de primero de Bachillerato del colegio Maristas de Ourense Miguel Aragón Fernández y Miguel Sequeiros Doval, y su tutora, Lydia Castro Núñez. Los alumnos pudieron comprobar de primera mano cómo la problemática de las toallitas afectaba a la red de saneamiento de la ciudad de Ourense en una visita guiada organizada por Viaqua. «Actualmente, la mejor alternativa es el reciclaje en plantas especializadas, pero lamentablemente muy pocos se reciclan, por lo que un altísimo porcentaje de plásticos acaba contaminando océanos y ríos», afirma la tutora. Para desarrollar su proyecto, se basaron en las recientes investigaciones de las universidades de Cantabria y Cambridge, que demuestran que el gusano de la miel puede degradar el polietileno de forma natural, mediante su ingesta. Y dieron un paso más, al demostrar que este animal también es capaz de descomponer los compuestos derivados del polietileno, presentes en las toallitas higiénicas, sin generar productos contaminantes ni afectar a su ciclo vital. El jurado destacó la creatividad del proyecto, así como su metodología, habilidad práctica y presentación.

El Stockholm Junior Water Prize es una competición internacional que premia la investigación juvenil en temas de agua y sostenibilidad, en la que cada año se reciben más de 10.000 proyectos procedentes de 30 países y que en España impulsan Viaqua, la Fundación Aquae y la Escuela del Agua. Los ourensanos participará en Estocolmo en la final internacional del Stockholm Junior Water Prize, del 26 al 31 de agosto, coincidiendo con la Semana Mundial del Agua. Un jurado de expertos entrevistará a los finalistas de cada país y decidirá quiénes son los ganadores, que recibirán 15.000 dólares, un diploma y una escultura de cristal azul de manos de la princesa Victoria de Suecia.

Votación
23 votos
Comentarios

Un sistema «made in Ourense» para degradar toallitas higiénicas