Ningún niño sin vacunas: una cuestión de unir esfuerzos

28 empresas gallegas han aportado 120.000 euros a la Alianza para la Vacunación Infantil


redacción / la voz

Salvar vidas y la firme creencia de que «ningún niño debe morir en ningún lugar del mundo por una enfermedad prevenible». Eso es lo que mueve a la Fundación Bancaria la Caixa a llevar a buen puerto su programa de inmunización infantil, que ahora cumple una década y se desarrolla en zonas de difícil acceso de África y Latinoamérica junto a la Alianza para la Vacunación Infantil (Gavi) y el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates e ISGlobal.

En los últimos diez años, más de 4,5 millones de niños han sido vacunados gracias a la recaudación de 25 millones de euros, entre aportaciones de empresas, clientes y empleados de Caixabank, además de microdonativos ciudadanos. En Galicia, 28 empresas han hecho donativos por valor de 120.000 euros a lo largo de esta primera década. Ariadna Bardolet, directora del departamento de Programas Internacionales y Cooperación Internacional de la Caixa, explica que el objetivo es «contribuir entre todos a vacunar a niños contra el neumococo, que es la principal causa de mortalidad infantil a nivel global». A su juicio, la clave del éxito reside en la suma de esfuerzos. «Lo que hacemos es no solo contribuir directamente con fondos desde la Fundación la Caixa, sino sumar esfuerzos de empresas y clientes de Caixabank que quieran contribuir a una causa y donar fondos que nosotros canalizamos para la vacunación infantil. Con el esfuerzo de todos es cómo se consiguen las cosas, no solo con acciones aisladas». A lo largo de esta década, la participación del tejido empresarial y la sociedad gallega ha sido más que satisfactoria. «La respuesta ha sido muy positiva -afirma-, y, además, cada vez va a más, lo cual nos motiva a seguir trabajando, porque en España tanto el sector corporativo como la sociedad civil están cada vez más sensibilizados y más implicados en la acción social y en ayudar a las poblaciones más vulnerables de estos países».

La utopía de la vacunación total, asegura, aunque parezca ambiciosa, tiene que ser un objetivo. Además, uno de los grandes alicientes de este proyecto es la aportación de la Fundación Bill y Melinda Gates, que multiplica por cuatro cada donación recibida, consiguiendo así cuadruplicar los esfuerzos contra la mortalidad infantil.

De momento, los datos son positivos: la mortalidad infantil se ha reducido a la mitad desde 1990, ya que las nuevas vacunas y el aumento de cobertura de las ya existentes han logrado que las muertes en menores de cinco años decrezcan a un rimo del -3,6 % al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ningún niño sin vacunas: una cuestión de unir esfuerzos