Aguas muy frías en Galicia por una anomalía en el Atlántico

La temperatura del mar no supera los 15 grados en ninguna playa de la comunidad. A pesar del calor, darse un baño es solo para valientes


El episodio anticiclónico actual permitirá a Galicia encadenar casi una semana entera de tiempo seco. Toda una novedad en una primavera en la que las borrascas y las entradas de aire polar han sido habituales. Las playas presentan estos días un ambiente propio del período estival. Sin embargo, la temperatura del agua está lejos de los valores que suelen registrarse durante los meses de verano. Ahora mismo meterse en el agua, a pesar del calor, no resulta una experiencia muy agradable.

En la costa norte de Galicia, la temperatura del mar durante el estío puede sobrepasar fácilmente los veinte grados. Pero este finde semana apenas va a superar los 15 grados. En el litoral coruñés incluso hay algún caso donde el valor no sube de 13 grados. «Esto es porque el agua del Golfo de Vizcaya todavía no ha tenido la oportunidad de calentarse después de los últimos meses con el sucesivo paso de las borrascas», explica el meteorólogo Juan Taboada. Las anomalías negativas en el este del Atlántico contrastan con la región oeste del océano, donde el agua registra valores por encima de la media. «La situación actual se relaciona con un patrón conocido como tripolo Atlántico, que genera anomalías positivas en la costa este de los Estados Unidos y Escandinavia y negativas en el área Mediterránea. Este patrón explica además las anomalías negativas en nuestra costa», añade. En el sur de Galicia, la temperatura del agua también registra valores bajos. Claro que allí están acostumbrados a un agua muy gélida. En situaciones anticiclónicas como la actual, el viento del norte empuja el agua superficial hacia la plataforma oceánica y genera un déficit. La naturaleza lo compensa con agua profunda y fría que asciende desde el fondo. Ese fenómeno costero se llama afloramiento y cuando se pone en marcha no permite que la temperatura del agua aumente de 16 grados. Este fin de semana la temperatura ambiental, debido a la presencia de aire cálido africano, podría superar incluso los 30 grados en las Rías Baixas pero la temperatura del agua se mantendrá entre 14 y 15 grados. «En verano la diferencia entre las playas cantábricas y las playas de las Rías Baixas supera con facilidad los cinco grados pero con la situación actual no hay esa diferencia entre el norte y el sur de la comunidad», confirma Taboada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Aguas muy frías en Galicia por una anomalía en el Atlántico