La UE sigue la senda del «suicidio demográfico»

España es el país europeo que menos ayudas monetarias dedica a las familias, según el IPF

.

corresponsal / bruselas

Europa camina hacia su «suicidio demográfico». Es la alerta que lanzó este martes el Instituto de Política Familiar (IPF) en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas tras presentar un informe sobre la evolución de la familia en el bien llamado Viejo Continente.

Los jóvenes europeos no lo tienen nada fácil para poder tomar el relevo generacional y ser padres. A la inestabilidad y precariedad laboral se suman las paupérrimas ayudas que dedican los Gobiernos al fomento de la natalidad y la conciliación familiar. Quienes peor lo tienen son los españoles. «Somos el país que menos ayudas monetarias dedica a la familia con el 0,5 % del PIB», aseguran sus portavoces. En el conjunto de la UE solo se le dedica uno de cada 12 euros de gasto social.

Las loadas políticas económicas emprendidas por la UE en la última década, favorables a una mayor flexibilidad laboral, han dilapidado cualquier posibilidad de remontar el «invierno demográfico» en el que se ha adentrado Europa. Con uno de cada ocho contratos en la temporalidad y una de cada cuatro personas en riesgo de exclusión es muy difícil persuadir a las nuevas generaciones para que tengan hijos. El crecimiento natural de la UE en el 2016 fue negativo (un descenso de 15.854). El fenómeno migratorio es el único que salva los muebles. Gracias a la llegada de 1.2 millones de personas en el 2016, la UE logra mantener el equilibrio.

Los jóvenes tampoco se ven atraídos por la estructura de familia tradicional. Tienen motivaciones vitales diferentes que las de sus padres y cada vez posponen más la maternidad. Es el caso de las españolas y las italianas que no alumbran a su primer hijo hasta los 32 años de media. El progreso en el ámbito de la igualdad también ha cambiado patrones familiares. Si en los años 70 los matrimonios aguantaban a pesar de su disfuncionalidad, o bien por los obstáculos que encontraban las mujeres para ser económicamente independientes o porque el divorcio estaba prohibido, las nuevas parejas no esperan a celebrar las bodas de plata o de oro para decirse adiós. Según el informe del IPF el 38 % de los matrimonios se rompen antes de los 10 años y se estima que se firma un divorcio cada 33 segundos. Eso si se llegan a casar. El matrimonio ha perdido peso en el siglo XXI. No solo han caído los casamientos en un 37 % desde el 1975, sino que las mujeres apuestan por los nacimientos extramatrimoniales. Hasta 4 de cada 10 niños que nacen en Europa lo hacen sin el paraguas de esa «institución».

La natalidad en España se encuentra en una situación «crítica», según el IPF. Su índice es del 1,34. El panorama en el resto de Europa no es mucho mejor. Se estima que de aquí al 2050 el Continente será un «club de ancianos». Habrá dos jubilados por cada joven cotizando. Un reto para la sostenibilidad de las finanzas públicas y el sistema de pensiones. No es ningún secreto.

Galicia, tierra de jubilados

Manuel Varela
.

El 75% de los concellos gallegos cuenta con más personas mayores de 65 años que menores de 30

En el concello de Parada de Sil hay un monasterio que lleva más de mil años mirando al cañón, viticultura heroica y solo ocho niños con menos de 10 años. La mitad del pueblo pasa de los 65 y lleva desde 2015 sin celebrar un bautizo. El municipio ourensano forma parte de los 233 ayuntamientos gallegos con más personas en edad de jubilación que menores de 30 años, según datos del Instituto Galego de Estatística.

La cifra supone una muesca más a los demoledores registros demográficos de la comunidad, que este año podría bajar de los 2,7 millones de habitantes. Son ya 30 años en los que el número de defunciones supera al de nacimientos, dejando una pérdida natural de 100.000 personas en estas tres décadas. Es perder tantos habitantes como tiene la ciudad de Santiago de Compostela. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La UE sigue la senda del «suicidio demográfico»