Los universitarios protestarán hasta que inhabiliten a Luciano Méndez

La USC reforzó este lunes la seguridad en la facultad en la que ejerce el profesor

Decenas de alumnas piden «contundencia» ante el Rectorado de la USC Decenas de alumnas piden «contundencia» ante el Rectorado de la USC por el caso del profesor Luciano Méndez Naya

Pasaba del mediodía cuando a las puertas del rectorado de la USC empezaron a levantarse los brazos. Llevaban folios con la foto del profesor Luciano Méndez Naya. Y con algunas de las frases con las que, en un vídeo publicado en las redes sociales, denigraba durante doce minutos a la víctima de la Manada y que le ha valido la apertura de un expediente por parte de la Universidade de Santiago. Eran alrededor de un centenar. Unos doscientos brazos en alto que exigían la inhabilitación del docente, que este lunes se incorporó a clase. Un día normal, salvo por una excepción. La institución reforzó la seguridad en la facultad «para garantir a seguridade de todas e todos».

En la plaza del Obradoiro, la intensidad aumentaba a medida que pasaban los minutos. Al final, los participantes en la concentración irrumpieron en el rectorado, subieron las escaleras hasta el despacho del rector y el salón rectoral, donde una reunión fue interrumpida.

«Otro expediente ¿para qué? ¿Para que lo suspendan de empleo y sueldo durante otros dos meses y siga perpetuando el patriarcado en las aulas? No. No vamos a consentirlo». Hablaba Miriam Barreiro, que sostenía una pancarta en la que se podía leer «a educación é a arma máis poderosa que podes usar para cambiar o mundo». Karina Espiñeira, a su lado, exigía a la USC «que tome medidas y comience un protocolo para la igualdad en las aulas».

La de este lunes era la primera convocatoria. Pero puede que haya más. «Queremos la inhabilitación total y esperamos que la USC lo haga, porque vamos a seguir hasta que lo consigamos». De momento, y a la espera de ver cómo reacciona la universidad, están recogiendo firmas pidiendo la inhabilitación de Méndez Naya.

Los estudiantes accedieron al rectorado, pero el rector no estaba allí. Al mismo tiempo que ellos gritaban, Juan Viaño participaba en un acto a pocos metros, en el jardín de Fonseca. «Nós non podemos máis que condenar manifestacións que van en contra da dignidade das persoas e da igualdade de homes e mulleres». Viaño, que dijo comprender a los estudiantes, se ciñó a las explicaciones que el pasado viernes dio la vicerrectora de Comunicación, Rosa Crujeiras, que anunció la apertura de otro expediente al profesor, que hace un par de años fue sancionado por hacer comentarios sexistas sobre el escote de una alumna. «Temos aberto un expediente que nos permitirá valorar os feitos», recordaba Viaño, que también insistió en que están trabajando con «toda a celeridade posible».

El rector Viaño se reunió este lunes con una delegación de estudiantes a las que explicó cómo se están desarrollando los acontecimientos. Ellas le pidieron que se actúe con la máxima rapidez «para atopar unha solución rápido e poder deixar de dar clase», y además aprovecharon para recordar que «é moi importante que todo este tipo de actitudes se denuncien para que se poidan tomar medidas canto antes» y erradicar este tipo de actitudes de las aulas.

Justo al mismo tiempo que los estudiantes se concentraban en San Xerome, a pocos metros, en la sede del Concello, las concejalas de la corporación municipal compostelana daban lectura a una declaración institucional en la que reprueban la sentencia del caso de la Manada e instan a la revisión del Código Penal en lo que al supuesto de abuso sexual se refiere y a la consideración jurídica de la violencia en casos de agresión sexual y violación. Marta Lois, edila de Igualdade, pidió una «resposta contundente» de la USC con el caso de Luciano Méndez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los universitarios protestarán hasta que inhabiliten a Luciano Méndez