Cavadas reimplanta una mano que pasó diez horas separada de su cuerpo

El paciente, un marine de 21 años, sufrió un accidente en un submarino estadounidense. Su mano rozó el tiempo límite que puede permanecer un miembro sin riego sanguíneo para ser reimplantado

;
Reimplanta al límite la mano derecha de un marine El equipo del doctor Cavadas salva la mano de un joven de 21 años después de estar más de diez horas sin riego sanguíneo

El equipo del doctor Pedro Cavadas ha conseguido reimplantar la mano derecha a un marine de 21 años que la perdió en un accidente de un submarino de Estados Unidos, cuando navegaban a 70 millas de Cartagena, en el tiempo «límite» de poder realizar la intervención ya que la extremidad estuvo más de diez horas sin riego sanguíneo.

Cavadas ofreció este viernes una rueda de prensa, junto al almirante James Foggo, comandante de las US Naval Forces en Europa, y el capitán Mike McGinnis, doctor de la US Navy, para explicar los detalles de esta intervención, de cinco horas, y que se llevó a cabo en la madrugada del pasado 28 de marzo en el Hospital de Manises. El marine recibió el alta del 10 de abril y se recupera ya en EE.UU.

Al respecto, explicó que fue una operación «rutinaria» de la mano de las que practican «casi a diario» y que además se vio facilitada por la edad del paciente y porque fue una amputación «limpia» a la altura de la muñeca, la más sencilla de reimplantar. La dificultad del caso fue que la mano amputada estuvo más de 10 horas sin riego sanguíneo, que es «justo el tiempo límite rozando el larguero» para poder reimplantar un miembro. Por ello, el equipo médico optó por una modificación técnica de la intervención. Primero procedieron a irrigar la mano de forma provisional colocando un catéter entre la extremidad y el muñón durante unos 15 minutos.

De este modo, la mano recibe riego sanguíneo y «se puede proceder a trabajar como si se acabara de amputar». Posteriormente se precisó de microcirugía y cirugía reconstructiva y un injerto de piel tomado del miembro inferior derecho. Cavadas confirmó que al tratarse de un reimplante a nivel del radio y cúbito distal se espera que recupere prácticamente toda la movilidad.

Por su parte, el almirante James Foggo, comandante de las US Naval Forces en Europa ha destacado que esta intervención fue posible gracias a la «rápida intervención, habilidad y profesionalidad» de todos los que participaron. En primer lugar, Salvamento Marítimo que rescató al herido y lo trasladó a tierra donde un helicóptero lo evacuó al Hospital de Manises. El marine entró a las 4.30 horas al hospital y el equipo médico se movilizó en solo 20 minutos.

Por su parte, el capitán Mike McGinnis, doctor de la US Navy, comandante de las US Naval Forces en Europa, ha incidido en que la «gran profesionalidad» del equipo de rescate permitió «ahorrar un tiempo» esencial para poder practicar el reimplante. Además, ha destacado que hace poco visitó al herido y que fue «muy emocionante» para él y sus compañeros poder verlo decir hola «otra vez». Asimismo, durante el acto los militares han entregado diplomas a todos los integrantes del equipo del centro hospitalario de Manises y una condecoración a Pedro Cavadas.

Cavadas confía en que el paciente, que recibió el alta el 10 de abril, recupere una funcionalidad de la mano «cercana a la normalidad». Durante el acto, el comandante de la US Naval Forces en Europa, el almirante James Foggo entregó diplomas de agradecimiento al equipo de cirugía reconstructiva de Cavadas y al cirujano le impuso una condecoración y le ha regalado un libro de la Fundación El legado.

Foggo destacó el extraordinario servicio público. la «heroica intervención» y la asistencia de excepcional calidad recibida por el marine herido: «Son indiscutibles los logros y el compasivo cuidado al paciente, lo que demuestra el gran mérito del equipo y la gran relación entre EE.UU. y España».

Según Foggo, el equipo de Cavadas fue avisado a las 4.30 horas de la madrugada del 28 de marzo «y en 20 minutos llegaron al hospital con una sonrisa». «Fue emocionante»,  dijo, y subrayó que el equipo realizó una «cirugía milagrosa» e hizo posible que el marine pudiese volver a usar su extremidad.

Además, trasladó un mensaje del marine herido al equipo médico: «Gracias a Cavadas por la operación. No podría haber tenido un mejor equipo de cirujanos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Tags
Comentarios

Cavadas reimplanta una mano que pasó diez horas separada de su cuerpo