El príncipe Guillermo acusa la falta de sueño

El duque de Cambridge llegó a la abadía de Westminster con una sonrisa, pero pronto dio muestra de su fatiga


Tener un bebé en casa no parece ser tarea fácil por mucho que uno sea futuro rey de Inglaterra y tenga una corte de ayudantes para poder dormir a pierna suelta. Ayer el príncipe Guillermo asistió a la conmemoración de la festividad de Australia y Nueva Zelanda en la abadía de Westminster y, aunque llegó con una sonrisa y buena cara, en cuanto tomó asiento y empezó el oficio religioso mostró claros síntomas de fatiga. Tanto que hubo momentos en que le costaba mantener abiertos los ojos. Por suerte para él, estos días todas las miradas están puestas en Meghan Markle, debutante en cuestiones reales y que estaba sentada a su lado estrenando responsabilidades y mirando amorosamente a Enrique. Guillermo aseguró que el bebé duerme «razonablemente bien», pero no reveló nada del posible nombre. De momento, Albert, Arthur y Philipp encabezan las apuestas. 

Pasión por la champions

Enrique Iglesias, que ya puede dormir por las noches porque está de gira sin sus bebés, tiene ya el síndrome de muchos padres recientes que no pueden esperar a que sus hijos crezcan para compartir aficiones. Ayer, el hijo de Julio Iglesias publicó una fotografía de él y sus gemelos, Lucy y Nichole, sentados frente a la tele cumpliendo con ese ritual sagrados para muchos: ver el fútbol. Los tres siguieron atentamente, aunque seguro que más atento él que ellos, el 5-2 que el Liverpool le marcó a la Roma en la primera semifinal de la Champions.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El príncipe Guillermo acusa la falta de sueño