Los tres bomberos sevillanos detenidos cuando hacían labores de salvamento en Lesbos serán juzgados en mayo en Grecia

«Condenados a demostrar que salvar una vida siempre merece la pena» es uno de los mensajes del vídeo con el que la ONG Proem-Aid denuncia este caso

.Julio de la Torre, Manuel Blanco y José Enrique Rodríguez
Julio de la Torre, Manuel Blanco y José Enrique Rodríguez

La noche del 14 de enero del 2016, los tres bomberos sevillanos, voluntarios de la asociación Proem-AID, Manuel Blanco, Julio Latorre, José Enrique Rodríguez y otros dos voluntarios daneses fueron detenidos por las autoridades griegas mientras hacían tareas de salvamento marítimo cerca de la isla griega de Lesbos.

Después de pasar tres días en calabozo, fueron puestos en libertad bajo fianza y acusados de inmigración irregular en grado de tentativa. El 7 de mayo van a ser juzgados en Mitilene, la capital de dicha isla griega, por un presunto delito de tentativa de tráfico de personas, ya que la noche que se les detuvo no habían rescatado a ninguna persona.

«Condenados a demostrar que salvar una vida siempre merece la pena» es uno de los mensajes del vídeo con el que la ONG Proem-Aid denuncia este caso.

Uno de los tres bomberos sevillanos de Proem-Aid que será juzgado, Manuel Blanco, precisó hace unas semanas que la noche que se les detuvo tanto él como otros dos compañeros -Julio Latorre y José Enrique Rodríguez- recibieron una llamada de la ONG danesa Team Humanity pidiendo ayuda para salir al mar a efectuar un rescate. De este modo, los tres bomberos sevillanos acompañaron a los voluntarios daneses en su embarcación, «porque la embarcación de Proem-AID se estaba arreglando».

Además, el bombero ha matizado que si bien la ayuda entre voluntarios de diferentes asociaciones es «una práctica habitual» -de hecho, en la actualidad su organización colabora con otra ONG del norte de España-, aquel día «era la primera vez que íbamos en la embarcación de esa asociación danesa, fue algo absolutamente puntual».

«Cuando regresábamos a puerto fuimos interceptados por las autoridades, nos pidieron que les acompañásemos a puerto, y allí, después de unas horas, los guardacostas griegos nos dijeron que estábamos detenidos por facilitar la entrada de personas que no tenía derecho legal para entrar», ha relatado Manuel Blanco.

«La detención fue fruto del error» 

Al respecto, el bombero sevillano ha indicado que «el trabajo avala a nuestra ONG», y está convencido de que «la detención fue fruto de un error» porque «estuvimos en contacto con las autoridades en todo momento para que nos asignaran áreas de trabajo».

Asimismo, ha asegurado que la embajada de España sabía de su localización porque, «al ser bomberos, informamos de nuestra localización, y nosotros colaborábamos con las autoridades griegas cuando nos lo requerían».

Por otra parte, aunque en el escrito recibido por la Justicia de Grecia no se detalla la pena imputable, estos bomberos han sido informados por parte de sus abogados helenos de que si finalmente se les imputara el cargo de tentativa de tráfico de personas podrían enfrentarse a una pena de hasta diez años de cárcel.

En un primer momento, a estos bomberos, además de por este cargo, se les acusó también de posesión de armas «porque llevábamos un cortacabos, un elemento imprescindible para un rescatador y que, además, es obligatorio para este tipo de rescates», según ha precisado el citado voluntario, que ha aclarado que, finalmente, esta acusación «se ha caído».

Ayudaron en el terremoto de Lesbos

La ONG Proem-AID también estuvo colaborando tras el terremoto del 12 de junio de 2017, de magnitud 6,3 y en el que falleció una persona en la isla de Lesbos. Blanco ha asegurado que ese día se ofrecieron a las autoridades locales para ayudar, porque insiste en que son bomberos y tienen «esa tarita de querer ayudar a todo el mundo, ya que somos profesionales en emergencias y esa formación la ponemos a disposición de las personas que lo necesitan en grandes catástrofes».

Los tres bomberos detenidos tuvieron que pagar una garantía de 5.000 euros «para asegurarse de nuestra asistencia al juicio si finalmente se realizaba», ha explicado Blanco, al tiempo que ha indicado que, además de con un letrado griego, cuentan con el asesoramiento de la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Sevilla (US).

Asimismo, Manuel Blanco ha recordado el artículo 98 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar en el que se recoge que «el deber de cualquier capitán de un barco que, siempre que pueda hacerlo, preste auxilio a las personas que están en peligro».

Por ello, el bombero acusado de tentativa de tráfico de personas ha señalado que espera que se les absuelva «porque no sólo se nos está juzgando a nosotros, sino que hay un intento de criminalizar la ayuda internacional y de poner en serio riesgo la ayuda civil».

Además, Blanco ha defendido que ante «esa llamada crisis de los refugiados, ha habido una respuesta mucho más rápida por parte de la sociedad que de los estados, porque las asociaciones y ONGs han llegado donde no llegaron en un principio los Estados».

En cuanto a la asociación Proem-AID, ha matizado que son personas totalmente profesionales y voluntarias que en sus vacaciones y tiempo libre «ayudamos, porque hemos visto la situación desesperada de miles de personas que se juegan la vida en el mar».

Por último, ha recordado que «muchas veces se nos olvida que el problema no son las personas que vienen, sino el motivo por el que están cruzando las fronteras», y en esa línea ha añadido que «el problema real es el por qué vienen; ya sea huyendo de pobreza extrema o de una guerra», entre otros motivos.

Reunión con Dastis

El pasado 5 de abril los tres bomberos sevillanos de la organización Proem-Aid se reunieron con ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, de cara al juicio y se mostraron muy «satisfechos» tras el encuentro.  

Blanco ha señalado que desde el Ministerio se han comprometido a ofrecer «toda la ayuda consular» de cara al proceso, con representación de la embajada española en el juicio, asistencia de traducción durante la vista oral y diálogo bilateral entre Dastis y su homólogo griego.

En este sentido, Manuel Blanco aclaró que no han pedido que se actúe contra la independencia de la justicia, puesto que entienden que «se impondrá la cordura y no se criminalizará a tres bomberos que han ido a hacer rescate y salvamento».

«En este caso, se está juzgando a tres funcionarios que igual que salimos a hacer rescates y salvamento cuando hay un terremoto, también lo hacemos con personas que están en el mar intentando alcanzar las costas de Europa», explicó en su momento. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los tres bomberos sevillanos detenidos cuando hacían labores de salvamento en Lesbos serán juzgados en mayo en Grecia